Juanpe y Alcalá, una pareja para el central


Otrora, en realidad no hace tanto, era difícil saber qué centrales del Girona jugarían cada partido. Algo complicado fue con Machín, que alineaba siempre tres, un poco más con Eusebio (que cambió en numerosas ocasiones esquema y piezas) y casi imposible con Unzué. El técnico del Girona, como es lógico al llegar nuevo a un club, probó a diversos hombres en distintas posiciones utilizando diferentes sistemas. Y ahora ya ha dado con la tecla: defensa de cuatro con Alcalá y Juanpe en el eje de la defensa.

El entramado defensivo del Girona, como en tantos otros clubes, ha estado condicionado por las lesiones. En primer lugar por la Maffeo, pero sobre todo por la de Ignasi Miquel. Hasta que cayó lesionado el equipo había actuado con una defensa de tres. Pero la baja de Miquel no obligaba a Unzué a volver a la defensa de cuatro. El técnico cuenta en la plantilla con más centrales y con otros jugadores que, en casos más remotos, también pueden actuar ahí. Maffeo, de hecho, ha jugado ya este curso de central diestro. Su apuesta, sin embargo, es por Juanpe y Alcalá. 

Escudo/Bandera Girona

Ambos futbolistas ya llevan años jugando de manera asidua en Girona y parece que este curso no va a ser una excepción. Son los dos futbolistas de campo con más minutos (solo superados por Juan Carlos que lo ha jugado todo) acumulando 891 minutos Juanpe y 876 Alcalá. El primero solo se ha perdido un partido y algunos minutos debido a una expulsión, el segundo el partido ante el Almería. 

Unzué cuenta entre sus filas con dos centrales más, Ramalho y Santi Bueno, que están teniendo poco protagonismo. El primero solo ha participado de tres partidos, el segundo ni siquiera ha debutado. Este verano se marcharon del club Bernardo, Muniesa y Planas, y la dirección deportiva decidió incorporar solo dos centrales (Bueno y Miquel) pues Unzué no es tan inflexible con la defensa de tres.



Fuente: As.com

Compartir