Juanjo Borrelli, el elegido por Gallardo para dirigir la Reserva que tiene el ADN de River


Marcelo Gallardo quería cambiar el perfil del entrenador de la Reserva. Entonces, decidió la salida de Facundo Villalba, quien estuvo en ese cargo durante cinco años. “Tuve una reunión con Gallardo, me dijo que no iba a continuar porque quería cambiar el perfil del técnico de la Reserva, su personalidad y esas cosas. Quizás él quería que no fuera tan sanguíneo como yo lo vivía al costado de la línea, pero yo lo vivo de esa manera”, reconoció Luigi en una nota con Radio Mitre.

Y agregó: “Yo ya había llegado a mi techo en River y ya venía pensando en despegar. Y Marcelo también me comentó que ya estaba para dirigir una Primera». En pocos días se resolvió la sucesión de Luigi. Su reemplazante será otro hombre de la casa: Juan José Borrelli. Juanjo venía dirigiendo a la Sexta División y cuenta con un largo historial en las Inferiores de River, donde fue haciendo carrera. Trabajó en las Infantiles durante la gestión de José María Aguilar. Fue despedido cuando Daniel Passarella asumió la presidencia. Y volvió con Rodolfo D’Onofrio​. Otra vez a las Infantiles desde donde fue escalando en las Inferiores hasta llegar, ahora, a la Reserva.

Estará acompañado (formando una dupla técnica) por Gustavo Fermani, quien también venía trabajando desde Infantiles cuando arrancó el gobierno de D’Onofrio, a fines de 2013.

Borrelli con la camiseta de River. (Foto: Ariel Grinberg).

Borrelli con la camiseta de River. (Foto: Ariel Grinberg).

Quienes más conocen a Borrelli aseguran que tiene el ADN de River. Es ofensivo y le gusta el buen juego y eso es lo que les transmite a los chicos. Sus equipos intentan parecerse a lo que hace Gallardo con la Primera. Presión alta e intensidad son las premisas. Jugar a dos toques, con precisión y mucha circulación de la pelota, son otras características que inculca. Le encanta que los laterales pasen al ataque. Y es un motivador muy cercano a los jóvenes. Habla mucho con ellos; no solo de cuestiones futbolísticas. También de otros temas de la vida.

Fue clave para sostener a Julián Alvarez, por ejemplo, cuando el cordobés que ahora se codea con las estrellas de la Primera extrañaba a su familia. “A Borrelli lo tuve como técnico en las Inferiores y me hizo crecer mucho en lo futbolístico”, comentó Alvarez hace más de un año en una nota con Clarín.

Con la camiseta puesta. Borrelli será el DT de la Reserva de River. (Foto: Ariel Grinberg).

Con la camiseta puesta. Borrelli será el DT de la Reserva de River. (Foto: Ariel Grinberg).

La metodología de trabajo de Borrelli incluye charlas y ejercicios intensos en espacios reducidos. El mismo lo contó hace algunos años en una entrevista en ESPN. “Me gusta mucho hablarle a los chicos e introducir cosas del baby fútbol. Poder trabajar con ellos en espacios reducidos porque es ahí donde pueden incorporar cosas y pulir su técnica. Y como no hay mucho tiempo para resolver, tenés que contar con mucha rapidez mental para resolver una jugada”, expresó el ex futbolista de River.

Borrelli conoce cada rincón del Monumental. Vive y respira River. Es lógico. Transita sus pasillos desde los siete años, cuando empezó a incorporar la escuela River, la que él define como “el semillero más grande del país”. Un hombre de Boulogne, una localidad de la zona norte del conurbano bonaerense, cercana a San Isidro,  donde él creció, fue quien llevó a Juanjo a River. Y desde las Infantiles no paró hasta la Primera. Con apenas 17 años, César Luis Menotti lo hizo debutar el 1° de octubre de 1988, poniéndolo como titular en un encuentro ante Racing de Córdoba, en el Monumental, en el que River goleó 4 a 0.

Mirá también

Lo curioso fue cómo se enteró de que iba a jugar su primer partido en Primera. “Había entrenado con la Primera y cuando salimos, frené en un semáforo. Manejaba un Fiat 600, color verde agua. Y al lado se paró un Mercedes Benz. Era Daniel Passarella. Y desde su auto me dijo: ‘Cuidate que el domingo debutás en Primera’. Y así fue. Jugué mi primer partido en el equipo de River”, contó Borrelli. Passarella había regresado al club unos meses antes y jugaba su última temporada antes de retirarse. El mismo Passarella fue el que -más de 20 años después- le clavaría «un puñal por la espalda» cuando en enero de 2010, como presidente del club, lo despidió. Borrelli aún desconoce los motivos. 

Juan Jose Borrelli, entre el Tapón Gordillo y Facundo Villalba, a quien reemplazará. (Foto: Luciano Thieberger).

Juan Jose Borrelli, entre el Tapón Gordillo y Facundo Villalba, a quien reemplazará. (Foto: Luciano Thieberger).

Juanjo tiene tres hijos y una anécdota particular de su casamiento. El día que dio el sí -con apenas 20 años- fue el 22 de diciembre de 1990. Un rato antes el Pato Fillol había sido la figura, volando de palo a palo, del encuentro que Vélez le ganó a River 2-1 en el Monumental, privando al equipo de Núñez (conducido por Passarella) de ganar el torneo Apertura de ese año que quedó en manos de Newell’s, dirigido por Marcelo Bielsa.

Mirá también

Un año después Juanjo la rompió, River logró el Apertura ’91 y él fue transferido al Panathinaikos, de Grecia. Allí jugó cinco años y rápidamente aprendió griego. A tal punto que hoy puede mantener una conversación en ese idioma. En ese país se retiró jugando para el Akratitos, en 2002. Previamente pasó por Deportivo Maldonado de Uruguay, San Lorenzo, Real Oviedo de España, fue convocado a la Selección Argentina y también un regreso a River, en 1997, integrando el plantel que ganó el Apertura y la Supercopa en el segundo semestre.

Mirá también

Compartió momentos con un joven Marcelo Gallardo, el mismo que ahora lo designó para ser el técnico de la Reserva, dado que encaja con el perfil que el Muñeco pretende para conducir a los jóvenes que están a un paso de la Primera. Perfil bajo, personalidad tranquila, hace docencia con los chicos y apuesta por el buen juego. Ese es Juan José Borrelli que adquirió el ADN de River y se lo transmitirá a quienes están «a punto caramelo» para debutar en el equipo mayor del millonario.

JCh.



Fuente: Clarin.com

Compartir