Jayson Tatum igualó a Larry Bird con la máxima anotación histórica de un jugador de los Boston Celtics


Jayson Tatum hizo historia en la NBA en el triunfo de Boston ante San Antonio Spurs en tiempo suplementario. Es que en la victoria por 143-140 ante los dirigidos por Gregg Popovich, el alero anotó nada menos que 60 puntos e igualó el récord histórico para un jugador de los Celtics, que pertenecía en solitario nada menos que a la leyenda Larry Bird.

El dueño de la camiseta 0 de la franquicia del gnomo y el trébol lideró lo que además fue la tercera mayor remontada de la historia de la liga: una desventaja que llegó a ser de 32 puntos ante los texanos. Si se la recorta al entretiempo, momento en que era de «apenas» 29, se trata de la segunda mayor remontada en los dos últimos cuartos que se haya visto.

Incluso Tatum pudo haber roto el récord de Bird, ya que en su última anotación pareció haber una clara falta en su contra que le hubiera permitido sumar un punto más por la vía del tiro libre. Al cabo, en su planilla figuraron los 60 puntos (20 de 37 en tiros de cancha, 5 de 7 en triples y 15 de 17 libres), 8 rebotes, 5 asistencias, 1 tapa y ninguna pérdida.

El viejo Larry había conseguido sus 60 puntos el 12 de marzo de 1985, ante Atlanta.

Tatum lanza un triple: anotó 15 de sus 60 puntos por esa vía. Foto AFP

Tatum lanza un triple: anotó 15 de sus 60 puntos por esa vía. Foto AFP

Jayson, además, se convirtió en el primer Celtic en toda la historia que suma más de un partido con 50 puntos en la misma temporada: es el segundo en apenas tres semanas, ya que venía de meterle 53 a Minnesota el 9 de este mes.

Además, después de Devin Booker, que con 20 años llegó a meter 70 puntos, se convirtió en el segundo más joven que alcanza las seis decenas en la NBA.

Su compañero Jaylen Brown, el otro jugador franquicia de Boston, fue elocuente al ser consultado por la actuación de Tatum: «Está destinado a la grandeza».

El fastidio de Popovich después de semejante derrota, por su parte, era tan grande que no se permitió regalarle elogios a su verdugo. Consultado sobre si la del alero rival era la mejor actuación individual que había visto en toda su carrera como entrenador de San Antonio, Pop arrojó, cortante: «No lo sé. No le voy a dedicar ningún pensamiento a eso. No me importa».



Fuente: Clarin.com

Compartir