Ipurua, el reino del silencio



Ipurua, el reino del silencio 1

Ipurua es el reino del silencio. Sin gente estaba antes del parón, en el derbi que había sido aplazado ante la Real por la contaminación en el vertedero de Zaldibar, y así continúa ahora que ha vuelto el fútbol tras superar tres meses dramáticos por culpa de la pandemia (sigue el partido en directo en AS.com). El Eibar suma hoy la segunda función sin su gente, el alimento principal en estos seis años de permanencia en la élite. En marzo ya tuvo un anticipo y sabe lo duro que se hace la grada muda. El otro motor armero es la fe en una forma de entender el fútbol, apadrinada por Mendilibar, de jugar sin desfallecer, presionar al contrario como cosacos y meter en cascada balones al área.

El Athletic aterriza en ese páramo sabiendo que se trata de un derbi raro, sin ese pálpito especial cuando se juntan dos vecinos. Los dos contendientes necesitan transformar en puntos las buenas sensaciones de sus primeros envites en la vuelta a la competición para fortalecer sus opciones de mantener la categoría y buscar la complicada meta europea, respectivamente.

Esa jornada del fin de semana tendrá su reflejo en la cita de esta tarde. Mendilibar salió ante el Madrid pensando en este derbi, con muchos suplentes y jugadores que salieron del banquillo para coger ritmo de cara al choque ante el Athletic. Burgos, Bigas, Inui, Pedro León y Sergi Enrich actuaron a partir del minuto 56 para ir estirando las piernas. El conjunto eibarrés sólo ha ganado dos de los últimos diez encuentros de LaLiga, ante Atlético y Levante, y está en caída libre con tres derrotas consecutivas.

Garitano tiene una tarea compleja: siempre juegan los mismos bajo sus órdenes y con partidos tan seguidos va a tener que abrir la mano. Sólo varía en el acompañante de Dani García en medio campo y el extremo izquierdo. También puede mudar el sistema, con cinco atrás o cuatro. El primer dibujo le obliga a tener carrileros largos y Capa y Yuri ya llevan bastante tute como para seguir exprimiéndoles. El segundo ya acabó con el gemelo cargado ante el Atlético.

Por las dimensiones de Ipurua, no es descartable el relevo de Muniain o Williams. Los leones no tendrán ni las 72 horas de descanso que parecían preceptivas antes del siguiente duelo, ante el Betis, el sábado a las 17:00.



Fuente: As.com

Compartir