Ingreso Mínimo Vital y Renta: ¿quiénes tienen que presentar la declaración en la unidad de convivencia?



Ingreso Mínimo Vital y Renta: ¿quiénes tienen que presentar la declaración en la unidad de convivencia? 1

La Seguridad Social ha comenzado una campaña divulgativa para recordar a los receptores del Ingreso Mínimo Vital (IMV) que deben presentar la declaración de IRPF para seguir recibiendo esta ayuda destinada a las personas con pocos recursos. En un vídeo explicativo difundido a través de las redes sociales, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones explica que “todos los miembros de la unidad de convivencia” deberán presentar la Renta, incluidos los menores de edad.

Así, el titular del IMV y todas las personas integrantes de la unidad de convivencia deben presentar declaración de IRPF, tanto si el importe percibido está exento como si no, e independientemente de que cumplan o no los requisitos establecidos en el artículo 96 de la Ley de IRPF relativo a la obligación de declarar. “Incluso en aquellos casos en que el ingreso mínimo vital esté exento en su totalidad y, el perceptor no haya obtenido ninguna otra renta deberá presentar declaración de IRPF 2020. En este caso, las casillas de su declaración aparecerán con importe cero”, concreta la Agencia Tributaria en su página web.

Asimismo, detalla que se puede consultar, confirmar y presentar el borrador de declaración mediante tres formas: presencialmente, por internet o por teléfono. “Puedes solicitar atención telefónica a partir del 4 de mayo y presencial a partir del 27 de mayo, ambas con cita previa”, añade el vídeo para las personas que tengan alguna duda con la Renta.

¿Quién debe presentar la declaración?

A partir del 7 de abril, y hasta el 30 de junio, millones de contribuyentes deberán presentar la declaración de la Renta correspondiente al ejercicio 2020. Eso sí, no todas las personas están obligadas a hacerlo, sino aquella que perciban más de 22.000 euros anuales en concepto de rendimientos de trabajo por parte de un solo pagador o de dos pagadores, si la cuantía percibida por este segundo o por la suma del segundo y otros posibles pagadores no supera los 1.500 euros.

Por otra parte, también tendrán que hacerlo los contribuyentes que perciban más de 14.000 euros en concepto de rendimientos de trabajo por parte de dos pagadores, siempre que el segundo o la suma del segundo con otros posibles supere la cantidad de 1.500 euros. Los pensionistas y los trabajadores en ERTE se encuadran dentro de este modelo.





Fuente: As.com

Compartir