‘Ha la land’, la ciudad de la nueva estrella del fútbol europeo


“No, no estoy plenamente satisfecho. No realmente. Todavía tengo mucho por hacer. Por supuesto, dos goles está bien. Pero creo que podría haber hecho más”. Así se despedía Erling Braut Håland del Westfalenstadion ayer, después de dar la victoria a los suyos con un doblete, recibiendo, evidentemente, el premio como ‘Hombre del partido’ y demostrando que tiene hambre de sobra como para llegar a lo más alto del fútbol mundial.

A sus 19 años el delantero noruego ya se ha ganado el calificativo de estrella a nivel mundial después de ver cómo se ha adaptado a un nuevo equipo y una competición diferente y notablemente más dura en su llegada a Alemania. Muchos apuntaban a que el éxito del nórdico en el RB Salzburgo era fruto de la escasa competitividad de la liga austriaca y de la suerte en la ​Champions League, pero su impactante llegada a Dortmund ha callado muchas bocas.

Haaland ha logrado ocho goles y una asistencia en los cinco partidos incompletos que ha disputado con el Borussia en la Bundesliga y dos tantos más en su debut en la máxima competición europea con los germanos, lo que hace un total de diez en siete encuentros. El ariete rubio es actualmente el mayor goleador del torneo, empatado con Robert Lewandowski, por delante de figuras como Leo Messi, Cristiano Ronaldo, Harry Kane y Kylian Mbappé, y es el futbolista que menos encuentros ha necesitado para llegar a la decena de tantos.

Su actuación ayer frente al París Saint-Germain no solo dejó dos goles en forma de números y un resultado favorable de cara al partido de vuelta, también mostró muchas de las cualidades de este delantero por el que los grandes se pegarán más pronto que tarde. El primer tanto fue más de astuto, de saber dónde estar en el momento exacto, pero el segundo fue una demostración de su capacidad para jugar de espaldas y disparar con una contundencia y una frialdad dignas del ariete más veterano.

Por no hablar de la carrera en el minuto 14. Un sprint para acompañar el contragolpe de Jadon Sancho que le llevó a recorrer 60 metros en un tiempo de 6’64 segundos, a tan solo nueve centésimas del récord de Noruega en esa distancia y a tres décimas de la plusmarca mundial. Una galopada que no terminó en gol pues ni siquiera recibió el balón, pero valió para dejar claro que sus 194 centímetros de altura no solo le sirven para rematar bien de cabeza.

No es de extrañar que después de su rendimiento en lo que llevamos de temporada, su capacidad de adaptación y su decisiva participación en el encuentro frente al PSG se le empiece a llamar estrella o fenómeno. Haaland levantó a todos los aficionados del Borussia Dortmund de sus asientos, llamó una vez más la atención de todo el mundo del fútbol e incluso despertó la creatividad de algunos, que ya han dado a conocer Dortmund como ‘Ha La Land’, la ciudad de Haaland, la estrella que más brilla actualmente en Europa.





Fuente: 90min.com

Compartir