Griezmann: «Llevo aguantando mucho tiempo y ya dije basta»


Antoine Griezmann confesó que se siente señalado en el Barcelona porque no habla ni hace hablar a su gente. En una entrevista en Universo Valdano explicó que «desde mi presentación dije que quería hablar en el campo, pero es hora de poner las cosas en su sitio, llevo mucho tiempo aguantando cosas y ya dije basta. Acepto críticas porque no es el mejor Griezmann que estamos viendo, pero a veces se pasan. Necesito ayuda de todo el mundo. Como yo no hablo ni hago hablar, soy una diana fácil. En año y medio he tenido tres entrenadores, cada uno con su estilo, y una pandemia en medio, eso dificulta la adaptación. Hay candidatos a la presidencia que hablan de mí. Ya tengo bastante con lo mío como para pensar en los que hablan de si soy o no un buen fichaje para el Barça».

Griezmann reconoció que a su llegada a Barcelona «puede que hubieran comentarios contrarios a mí en el vestuario o la prensa por haber rechazado al club antes, pero quería arreglarlo en el campo. Yo hablé con Leo y me dijo que le jodió que no viniese la primera vez, pero que irá a muerte conmigo porque estaba en su equipo, y así lo siento».

Añadió que «las declaraciones de mi exrepresentante no ayudan y duelen, como las de mi tío. Con uno no tengo relación y el otro no sabe de qué va el fútbol. Mi relación con Leo es de máximo respeto. Ya le dije a Messi que no tenía relación con ellos».

Añadió sobre Eric Olhats: «No tengo relación con Eric desde mi boda. No vino, me cabreé y desde entonces no hay relación. Como ni mi hermana, que es mi representante, ni mis padres hablan, le llaman a él. Y eso crea confusión con Leo. Yo le respeto». Y sobre su tío: «Habla con un periodista, que parece que es tu amigo, pero quiere sacarte una frase y crear polémica. En el pueblo sólo veo a mis padres. Y voy una vez al año».

Sobre Valverde dice: «Con él jugué a la izquierda y pedía que jugara al espacio. Él me trajo. Le tengo mucho respeto y le debo mucho. Notaba su confianza». Y sobre Setién: «Con Quique aprendí de la salida de balón y de desmarques. Luego mi relación con él fue normal. Mis padres me decían que le preguntara por qué no me ponía. Y yo les decía que cómo iba a pedir explicaciones si no lo hacía cuando me ponía. Una vez habló conmigo y me dijo que hasta cuándo estaría enojado. Y todavía estoy enojado».

Y sobre lo que dijo que Deschamps sabía dónde ponerle: «Estaban poniendo en duda al seleccionador y el mensaje fue que él sabía. Buscaron la polémica. Yo no dejo mensajes por detrás. Siempre buscan algo malo. Con Leo, con el presidente, con que me quiero ir en enero… Y no termino de estar tranquilo».

El documental, su ídolo, orígenes y el Atleti

«Cuando filmé el documental de ‘La Decisión’ quería enseñar al mundo que cambiar de equipo no es ir a una tienda de chuches y elegir entre la roja y la azul. Quería mostrar lo que sufre un profesional ante una circunstancia así, aunque a mis padres no les gustó y se enfadaron», aseguró.

Reconoció que el jugador al que creció admirando es Beckham, «por su derecha y su imagen, además de que ayuda a la humanidad, es un ejemplo perfecto».

Griezmann explicó sus orígenes y sus inicios recordando lo que le costó encontrar un equipo «porque era muy bajito o no me daban la confianza, hasta que me encontró Eric Olhats y me llevó a la Real Sociedad».

Relató Griezmann que «mi llegada al Atlético fue complicada, llegué a un equipo que había ganado LaLiga y tenía que ganarme el puesto. Siempre he hecho caso a los entrenadores, aunque vea que lo que me pide no me beneficia o crea que no es mi mejor posición. Lo que diga el entrenador, yo lo haré. En ese inicio, todos me gritaban».



Fuente: As.com

Compartir