GIRONA Ignasi Miquel: «Hemos de luchar por el ascenso directo»


Ignasi Miquel ha sido el protagonista este viernes del directo que ha realizado el Girona a través de Instagram. El central explicó cómo está viviendo el confinamiento y «estoy bien. Se está haciendo largo, como a la mayoría, pero tenemos nuestros momentos para trabajar y otros para hacer nuestra vida. Además, tengo un perro y aprovecho para salir unos 15 minutos y así me toca un poco el aire. Después leo, cocino y hago cosas». Hay ganas por recuperar la normalidad y que regrese la Liga. El objetivo es el ascenso y «a mis compañeros les veo mentalizados de seguir trabajando y esto es básico. Sabemos que el final será complicado, pero estamos dispuestos a todo. Que sea difícil no quiere decir que no lo puedes sacar. Hemos de luchar por el ascenso directo, está en nuestra mentalidad. Este tiempo también nos puede ayudar a recargar energías y quedan 11 partidos y nos los vamos a comer todos«.

No ha sido sencillo adquirir una rutina de trabajo para no perder la forma física, pero Ignasi Miquel tiene muy claro que las mañanas son para entrenar: «Mis dos, tres horas no me las quita nadie y casi se me va la mañana«, dijo. Una de las cosas que más le cuesta es cumplir con la dieta porque «me gusta mucho comer y en casa es difícil. Tienes ganas de picar y es complicado ser estricto. Aunque intento tener una base y sé qué comer y qué no. Tenemos unas pautas, sabemos cuáles son y hay que seguirlas». Pero hay momentos para todo y «hace una semana hicimos coulants y aún no nos los hemos acabado. Salieron ocho o diez y los tenemos en el congelador. Salieron muy buenos y es un problema (bromeó)».

Escudo/Bandera Girona

El vestuario rojiblanco no sabe aún si volverá la Liga, pero Ignasi Miquel espera reanudarla porque el Girona busca ascender de categoría. Y los jugadores están dispuestos a jugar cuando sea. Es más, el central desveló que no ha mirado las vacaciones de verano: «Este año teníamos pensado ir a Perú, pero tal y como vamos quizás no tendremos vacaciones. Aunque sería por una buena causa, acabar la Liga y así estar todos contentos«.

Tras ello, Ignasi Miquel repasó su carrera futbolística y desveló que estuvo, cuando era niño, solo dos meses en el Espanyol porque el Barça le llamó y se marchó al club azulgrana. Aunque tras cinco años prescindieron de él y de ahí pasó al Cornellà. Allí explotó, «viví en una burbuja», y le firmó el Arsenal con 15 años. «Los primeros meses fueron difíciles, pero la experiencia me encantó. Los recuerdos son brutales y conocí a Cesc Fàbregas y Fran Mérida. Desde el primer momento se preocuparon por mí e incluso llegué a cenar con jugadores del primer equipo. Me daban muchos consejos», explicó. Con el paso de los años debutó en la Premier, en un duelo contra el Liverpool, y es «algo que tengo guardado en la memoria porque el campo estaba lleno. Muchas emociones en pocos segundos». Tras seis años en Inglaterra (vistió también las camisetas de Leicester y Norwich) decidió regresar a España y jugó en Ponferradina, Lugo, Málaga y Getafe. En sus últimos ocho años ha estado en ocho equipos diferentes. Ahora disfruta en el Girona: «Para mí era volver a casa, un punto extra. Pero tenía miedo porque si no sale bien qué. Aunque valoré todo, hablé con entrenador, director deportivo… y es un proyecto que me gusta», finalizó.



Fuente: As.com

Compartir