Getafe Cucurella: “Luis Enrique está siempre de buen humor”


Convocado por primera vez con la selección absoluta. Aunque no ha llegado a debutar, la experiencia ha sido muy gratificante para Marc Cucurella, que sabe que repetirá: «Estoy súper feliz. Sabía que tenía que disfrutar de la experiencia porque a lo mejor pasa un tiempo hasta que vuelva a estar ahí. Muy bien con los compañeros y pude aprender de esos grandes jugadores. Luis Enrique está todo el día de buen humor y es muy cercano. Es un gran entrenador que hace que el grupo tenga buen ambiente. Me dio la enhorabuena y me dijo que me sintiera uno más» Algún momento es más especial: «La llamada para irme a Basilea fue espectacular. Y el partidazo contra Alemania lo disfrutamos aunque no llegara a debutar«.

Al catalán no le sorprende que Luis Enrique le quiera como lateral izquierdo: «Yo he jugado toda mi vida en esa posición. En los últimos años estoy jugando un poco más arriba porque los entrenadores han pensado que puedo ayudar más en el tema de la presión y los ataques rápidos. Tengo los mecanismos de lateral desde pequeño y es favorable poder jugar en más de una posición«.

En los últimos días ha destapado también su faceta más solidaria con una campaña de recogida de alimentos denominada «desmelenateconCucu«. Un movimiento que inició con su pareja: «Vemos el momento tan delicado que está pasando la gente económicamente y decidimos lanzar esta campaña para ayudar. Los futbolistas tenemos una repercusión que debemos aprovechar para ayudar. Somos unos privilegiados y hay mucha gente con despidos y demás. Mucha gente nos apoya todos los fines de semana y nosotros debemos ayudar ahora y devolverlo».

Volviendo al fútbol es bueno recordar que Cucurella estuvo todo el verano sonando para un montón de equipos. Al final se quedó en Getafe: «Yo estaba muy feliz aquí. Se mantuvo el bloque, habíamos hecho una gran temporada y el proyecto que hay aquí me gusta. Estamos a gusto en este club y era un buen momento de seguir y sacarnos la espinita del mal final de la temporada pasada«. El domingo llegará a Ipurúa y se encontrará con Mendilibar, el primer entrenador que confió de verdad en él para la elite: «Le doy las gracias a Mendilibar y al Eibar. Siempre les tendré un cariño especial porque me dieron la oportunidad de jugar en Primera y hoy no sería nadie sin aquella confianza que me dieron«.

El cariño se acabará en cuanto pisen el césped porque después de tres jornadas sin ganar hace falta una victoria: «El equipo está bien, son dinámicas por errores que hemos tenido y hay que dejar atrás. El domingo tenemos una oportunidad muy buena. El equipo compite bien estos partidos e iremos con todo a por los tres puntos que necesitamos«.



Fuente: As.com

Compartir