“Fue el golpe más duro que recibí en mi carrera”: Edixon Perea sobre el subcampeonato vs. DIM


Foto: El Tiempo | Edixon Perea vistió la camiseta de Atlético Nacional durante cuatro semestres. Aunque alcanzó la Liga 2005-I, tiene en su mente e historia dos de los más sonados fracasos del club: ante Deportivo Independiente Medellín en el 2004-I y vs. Junior FC en el 2004-II. En conversación con Blog Verdolaga, a través de un live por Facebook, el exdelantero recordó dicha temporada.

Leer más: Álvaro Uribe: “Soy hincha de Nacional, pero también necesito los votos de hinchas del Medellín”

“Fue un año bueno, pero sin haberse conseguido los resultados. Teníamos un gran equipo, muy fuerte en todas las líneas. Pensábamos que ese año iba a ser, pero desafortunadamente no fue como pensábamos y también fue un batacazo muy fuerte para todos nosotros”, apuntó.

El Verde clasificó tercero a los cuadrangulares, tras un sobresaliente todos contra todos en el que sumó 33 unidades, 4 menos que el América de Cali, que fue primero con 37. En su grupo, el elenco que en aquella época dirigía Juan José Peláez ocupó la mejor posición gracias a tres victorias, un empate y dos derrotas.

En los duelos definitivos se midieron al Poderoso en el estadio Atanasio Girardot y se vivió el inédito cara a cara de los derbis paisas en búsqueda de un trofeo. El favorito para los medios de comunicación del país por campaña, puntaje, nómina y status siempre fue Atlético Nacional.

Leer más: Daniel Muñoz: “Para mis aspiraciones, Porto es muy buen trampolín”

“Quizás eso de que habíamos ganado los clásicos nos dio exceso de confianza. Pensábamos que iba a ser lo mismo en la final, que se nos iba a presentar de la misma manera que habíamos enfrentado los clásicos anteriores, pero todo el mundo sabe que en una final, el que menos se equivoque es el que marca la diferencia. No sé la verdad qué pasó, pero tengo que decir que en lo personal fue el golpe más duro que he recibido en mi carrera. Personalmente, muy difícil de asimilar”, aseguró.

A sus 36 años, Edixon Perea rememoró el segundo en que pudo quedarse con la gloria, cuando en el encuentro de vuelta y con el marcador global de 1-2, el árbitro Jorge Hernán Hoyos sancionó una falta cerca del área defendida por el arquero David González.

“Yo estaba en un momento muy bueno, de mucha confianza. Aparte había hecho el gol en el primer partido y viendo que (Oswaldo) Mackenzie no venía tan fino en una parte que él era especialista, entonces yo tomé la decisión de agarrar esa pelota y cobrar”, relató.

Leer más: Juan Carlos Osorio: “Yo no le vuelvo a entregar este proyecto deportivo a nadie”

Ese particular instante le valió algunos reclamos por no haberle permitido el tiro al Nene y porque, acto seguido, DIM se coronó campeón. “No es que se lo haya quitado, ni mucho menos. Yo miré el momento y la confianza que tenía y desafortunadamente no fue una buena opción. Si él lo hubiera pateado, no sé qué hubiera pasado, pero miré más que nada el momento que estábamos viviendo, no hubo ningún tipo de roce. Simplemente, él me dijo: ‘Me lo hubieras dejado, pelao’, y ya, no fue más”, explicó.

De otro lado, se refirió a la polémica que se generó en torno a la actuación de Freddy Grisales, a quien la afición del Rey de Copas retiró de sus afectos por una supuesta celebración con los seguidores del Rojo, luego del subtítulo.

“Yo nunca le paré bolas a eso. Eso fue más calentura del hincha porque habíamos perdido una final contra el rival (de patio). La verdad, de mi parte, nunca noté nada de parte de Totono. Ni que había jugado mermado o algo así por el estilo para que Medellín ganara, ni que después del partido se fue de fiesta. Simplemente fueron rumores o quizás por buscar un culpable, porque Totono era el líder del equipo. Yo creo que es inocente de todas esas acusaciones que se le hicieron”, concluyó Edixon Perea.



Editor

Compartir