F1 | Síntomas de coronavirus en el paddock del GP de Australia



F1 | Síntomas de coronavirus en el paddock del GP de Australia 1

Los más comunes son fiebre, tos seca y dificultad respiratoria, según la Organización Mundial de la Salud, y se han dado en tres personas del paddock de Melbourne durante las últimas horas. Son miembros de equipos y han sido sometidos a las pruebas de detección, a la espera de resultados, y aislados en sus respectivos hoteles. Se trata de un miembro de McLaren y dos más de Haas que se han dirigido al personal habilitado por la Fórmula 1 para combatir el coronavirus en el GP de Australia. Porque mientras resuenan por la ciudad los motores V10 de las vueltas de exhibición, retumba con más fuerza por las calles la amenaza de esta emergencia sanitaria.

De hecho, ya hubo este lunes un caso positivo en un huésped del hotel Albert Park, que ha sido cerrado por la necesidad de aislamiento de todo su personal. Y todo esto no hace más que avivar el debate sobre la idoneidad de la celebración del GP de Australia en este contexto mundial, mientras los países europeos endurecen sus medidas para combatir el avance del virus. Tras Australia, este domingo, el GP de Bahréin (22 de marzo) y el de Vietnam (5 de abril) siguen en pie. Aunque si hay un positivo en el paddock puede tener incidencia en el calendario.

Con todo, las mercancías han llegado y las escuderías también, al completo. Los temidos exámenes médicos en la frontera fueron inexistentes para personas que no han visitado recientemente China, Italia o Irán y quienes sí lo hicieron, en caso de que les preguntasen, se les tomaba la temperatura. Ferrari tenía permiso especial para enviar a su personal desde Maranello, que está bajo cuarentena. Faenza, sede de Alpha Tauri, se libraba de esas condiciones en el momento de partir de viaje, y Pirelli envió los neumáticos por vía marítima hace semanas. Ahora, con el personal ya en tierra, el Primer Ministro australiano Scott Morrison anunció la prohibición de admitir a viajeros procedentes de Italia, forzados a un periodo de cuarentena de 14 días. Ahora.

De momento, se ha cancelado un evento publicitario de Daniel Ricciardo con aficionados, más la sesión de firma de autógrafos, y los pilotos de Red Bull han comparecido a dos metros de los periodistas, una condición nueva. «Es un tema sensible y una situación complicada. Espero que todo se desarrolle de forma normal, pero es difícil saber», dice Max Verstappen al respecto. Y tiene razón, porque el estado de alerta choca con la apariencia de normalidad en el circuito australiano. El Mundial empieza este domingo en Australia con muchas más preguntas que respuestas.



Fuente: As.com

Compartir