Este será el año en el que Koeman recupere la mejor versión de Ousmane Dembélé


Ousmane Dembele, Gerard Pique
Ronald Koeman se ha propuesto recuperar al mejor Dembélé | Alex Caparros/Getty Images

El FC Barcelona aún no ha comenzado su andadura en esta temporada, pero a lo largo de los tres partidos de preparación que han disputado hasta la fecha se ha visto claramente que el técnico neerlandés ha llegado para cambiar muchas cosas. Más allá de sus discutibles decisiones acerca de la continuidad de unos u otros futbolistas, Ronald Koeman se ha propuesto dar un lavado de imagen al conjunto azulgrana y eso pasa, en gran parte, por recuperar la mejor versión de algunos futbolistas.

El entrenador a priori no cuenta con Suárez, Vidal y Riqui Puig, pero si con Pedri y Tricao, los jóvenes que han llegado este verano, y con sacar todo el partido posible a dos futbolistas que parecían desterrados: Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé. El brasileño solo necesita continuidad y que le empiecen a salir bien las cosas para sentir el picorcito que demostró en Liverpool y Múnich, pero la labor con el francés es más complicada.

El extremo que llegó a la Ciudad Condal hace ya tres años lleva la mochila cargada de piedras en forma de fracasos propiciados por las lesiones y la presión de ser el segundo fichaje más caro de la historia del club. Sin embargo, lo que el barcelonismo y Koeman esperan esta temporada es que deje atrás esa mala racha de constantes pasos por la enfermería y se deshaga así de la mochila que le impide salir adelante para demostrar todo su potencial de manera regular.

El técnico blaugrana ya le ha hecho saber que es uno de sus retos para esta campaña y que confía en sus cualidades propicias para el estilo de juego que pretende implantar desde el primer partido. Koeman apuesta por los extremos con velocidad y desborde en un claro paso del 4-3-3 al 4-2-3-1 con Leo Messi liberado por detrás de Antoine Griezmann. En ese esquema Dembélé tendrá que competir por un puesto en el once, pero siempre y cuanto esté bien el sitio será suyo.

En este proceso será clave la preparación física del futbolista y su compromiso con el equipo tanto dentro como fuera del terreno de juego, tendrá que cumplir a rajatabla los requisitos que le impongan, realizar ejercicios específicos para cuidar su malograda musculatura y respetar las decisiones de Koeman. Aún es pronto para saber que sucederá, pero si el plan funciona, este podría quedar como el año en el que Ronald recuperó a Ousmane





Fuente: 90min.com

Compartir