Errol Spence Jr. le ganó a Danny García y tuvo un regreso triunfal al ring tras el accidente que puso en riesgo su vida


En su regreso después de más de un año y luego de ver de cerca a la muerte, Errol Spence Jr. le ganó por decisión unánime a Danny García. Así, retuvo los títulos mundiales de peso welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), en Texas, Estados Unidos.

De esta manera, The Truth regresó victorioso al ring tras un parate de 15 meses debido a un accidente automovilístico que lo llevó a una internación en terapia intensiva.

En el AT&T Stadium de Arlington, cubierto al 20 por ciento por los protocolos contra el coronavirus, una de las tarjetas lo vio ganador por 117-111, mientras que las otras dos le dieron la victoria por 116-112. De esta manera, con el apoyo del público local, extendió a 27-0 su récord invicto.

Errol Spence Jr. extendió a 27 sus triunfos en fila. Danny Garcia sufrió la tercera derrota de su carrera. Foto AP

Errol Spence Jr. extendió a 27 sus triunfos en fila. Danny Garcia sufrió la tercera derrota de su carrera. Foto AP

Spence, de 30 años, dominó con claridad la primera mitad del combate, con un planteo que descolocó a García, de 32. Todo ante la atenta mirada de Terence Crawford, campeón de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y posible futuro rival de Spence.

Ya en el quinto asalto, García (con historial de 36-3) intentó meterse en la pelea, aceptó los riesgos y el trámite ganó en entretenimiento. Pero el sexto volvió a ser favorable a Spence, que lastimó en el ojo izquierdo a su rival. Con el sonido de la campana, García dejó escapar un resoplido.

En los minutos siguientes, Swift reacomodó su estrategia y se mostró más firme en el cuadrilátero. Sus golpes de derecha hicieron subir el suspenso. Spence –sin el desgaste del comienzo– respondió convincentemente y se aferró al triunfo.

Los segundos finales del combate se fueron con los últimos ataques de García, en busca de volcar el favor de los jueces. Sonó la campana, ambos boxeadores se abrazaron y Spence, a los saltos, se ubicó en su rincón a la espera de las tarjetas. Con una sonrisa recibió la victoria. Sigue siendo campeón y protagonista.

«Me sentí bien en todo el entrenamiento», recalcó Spence. «Le dije a la gente que no quería una pelea de preparación. Les demostré a todos que soy el mejor boxeador del mundo en las 147 libras».​

Por su parte, García reconoció la superioridad de su adversario. «Él fue el mejor boxeador esta noche. No hay pretextos. Peleé duro. Él tiene un buen jab y esa fue la clave de la pelea».

La velada de este sábado marcó el regreso de Spence Jr. al ring, después de más de un año. Durante ese lapso estuvo alejado de la competición debido a un accidente automovilístico.

En octubre de 2019, después de derrotar a Shawn Porter para quedarse con el título de la CMB, el oriundo de Nueva York volcó a bordo de una Ferrari, salió disparado por una ventanilla del vehículo y quedó internado en estado crítico. Días más tarde fue dado de alta, sin problemas óseos ni traumatismo de cráneo, pero con algunas dudas sobre su futuro.

En una de las peleas preliminares, el mexicano Eduardo Ramirez le ganó al estadounidense Miguel Flores por nocaut en el quinto asalto y se quedó con el título continental del peso pluma de la FIB.

En un combate de categoría welter, el estadounidense Josesito López derrotó por la vía rápida en el último round a a su compatriota Francisco Santana y Sebastián Fundora venció por nocaut técnico en la segunda vuelta al ghanés Habib Ahmed, por el peso superwelter.



Fuente: Clarin.com

Compartir