En una final electrizante, Matías Rossi consiguió su segundo título al hilo en el Top Race


Todo estaba en juego en la última carrera de la temporada 2020 del Top Race. Luego de la victoria de Franco Girolami el sábado, en la primera final del fin de semana, tres pilotos seguían con chances de adueñarse de la corona: Matías Rossi, Diego Azar y el mismo cordobés. Aunque el Toyota llegaba como líder del campeonato y aparecía como el gran favorito. Este domingo, hizo pesar esa pequeña ventaja que tenía sobre sus escoltas (tres y once puntos, respectivamente) y con un segundo lugar se aseguró el título.

Los tres candidatos fueron los grandes protagonistas de una jornada electrizante en el Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires. Pero finalmente fue Rossi quien festejó a lo grande. Porque se subió al podio detrás de Girolami, que con su Mercedes celebró su tercera victoria de la temporada, y por delante de Azar; y terminó gritando campeón, como había hecho ya en 2019.

«Tengo una alegría y una satisfacción enorme. Y un agradecimiento enorme al equipo Toyota que hizo un año extraordinario para lograr los dos títulos, el de Super TC2000 y el de Top Race. Hicieron un esfuerzo tremendo con muy poco descanso porque los calendarios quedamos muy comprimidos», comentó Rossi, que apenas dos semanas había festejado el título en la categoría más tecnológica del país, también en Buenos Aires.

Fue una final electrizante en la que se compartió pista con los autos del Top Race Series y los tres con chances de coronarse no se dieron tregua. Rossi partió desde la pole, tras hacer el mejor tiempo en la clasificación de la mañana, seguido por Girolami; Azar largó tercero. El Misil se posicionó como líder en el arranque, pero tuvo que trabajar muchísimo para conservar esa posición ante los constantes ataques del cordobés, que lo seguía bien de cerca. Detrás, Azar esperaba agazapado su oportunidad.

A pesar de la incesante amenaza de Girolami, Rossi parecía insuperable. Pero a falta de siete minutos para el final, el de Toyota entró pasado a la curva 1 y el cordobés aprovechó para superar por la parte interna de la pista y transformarse en el nuevo líder. Ese primer lugar, sin embargo, no le garantizaba el título. Necesitaba que Azar no quedara segundo y que Rossi no se subiera al podio. Y ninguno de los dos pilotos de Del Viso estaba dispuesto a rendirse sin luchar.

Con Girolami adelante con una pequeña ventaja, Azar pegó su Chevrolet al Toyota y empezó a presionar con todo lo que tenía. Pero Rossi se aferró a ese segundo lugar que le aseguraba el campeonato y terminó celebrando a lo grande. 

Rosi, Girolami y Azar en la pelea por el campeonato del Top Race en Buenos Airs. Foto @PrensaMatiRossi

Rosi, Girolami y Azar en la pelea por el campeonato del Top Race en Buenos Airs. Foto @PrensaMatiRossi

El segundo escalón del podio le permitió sumar 18 puntos para quedar con 175, apenas cuatro más que Girolami (171) y con seis de ventaja sobre Azar (169).

El piloto de Toyota cerró la temporada con cuatro victorias y diez podios en once carreras; y seis poles. Así conquistó su segundo título en la categoría, después del que consiguió en la temporada pasada (la de 2019).

Y también consiguió su noveno título en el automovilismo argentino. El Misil tiene en sus vitrinas un trofeo de Turismo Carretera (2014), otro de la Clase 3 del Turismo Nacional (2014), tres de TC2000 (2006,2007 y 2011), dos de Super TC2000 (2013 y 2020) y los dos del Top Race.

«Este fue un fin de semana muy difícil por la performance, pero logramos el objetivo. Creo que la pole de este domingo fue determinante, después tuve que hacer una carrera defensiva», comentó el flamante bicampeón. «Estoy muy feliz, es una consagración que voy a llevar en la memoria por el tipo de definición y porque costó mucho». 

Mirá también



Fuente: Clarin.com

Compartir