Empezó a entrenar jiu jitsu para molestar a su hermano, fue subcampeona del mundo y va por más


Cuando Miranda Galbán (24) empezó a entrenar jiu jitsu brasileño (BJJ), literalmente para molestar a su hermano que practicaba y que no quería verla en ese lugar, jamás imaginó que años después sería una de las mayores realidades de ese deporte en la Argentina, y con el plus de poder ser una promesa de las artes marciales mixtas (MMA) locales, deporte al que se está volcando de a poco.

Hace unos meses y en plena pandemia, tomó la decisión de irse a vivir a Estados Unidos con su pareja. En realidad, la decisión ya la tenía tomada desde antes del aislamiento obligatorio, pero ver que no podía competir aceleró su decisión apenas pudo salir del país. Ahora, en Miami entrena en Fight Sports y KO Zone de esa ciudad.

Miranda hizo podio en varias competencias de BJJ locales e internacionales, pero quizás la más significativa es la del 2017, cuando salió segunda y obtuvo la medalla de plata en el mundial de la International Brazilian Jiu-Jitsu Federation (IBJJF), que agrupa los mejores torneos de ese deporte a nivel mundial. Esa la obtuvo en Long Beach, California, en la categoría pluma del cinturón azul.

Su experiencia como habitante de Miami no comenzó de la mejor manera ya que la estafaron con el alojamiento. Había reservado en la página Craigslist, donde piden un depósito de seguridad para entrar y el primer mes por adelantado, todo andaba bien hasta que llegó al lugar.

Miranda Galbán, atleta argentina de jiu jitsu brasileño. Foto Instagram @mirandagalban.

Miranda Galbán, atleta argentina de jiu jitsu brasileño. Foto Instagram @mirandagalban.

«Me pasaron un contrato con el nombre del señor que supuestamente era el dueño de la casa. Firmé, hice el depósito y el día que llegué me dejaron de contestar el celular. Había casa pero no estaba en alquiler«, le dijo a Clarín. Ese día terminó en el gimnasio de un amigo que la ayudó a conseguir dónde quedarse.

«La estafa fue de 1400 dólares en total. Yo ya no venía con mucho efectivo porque me fui de un día para el otro y los ahorros los había perdido», contó.

Para sustentar esa pérdida organizó una rifa. «Por suerte me pude solventar un poco, pero es mucha plata la que perdí. En la otra casa que alquilamos nos dejaron pagar en partes y no nos pidieron los tres meses de depósito. Hoy estoy en juicio a ver si puedo recuperar la plata de Pay pal. Estoy con abogada y todo», explicó, ya un poco más calmada.

– ¿Cómo empezaste en las artes marciales?

– Mi hermano mayor hacía jiu jitsu y quería probar. Él no quería que vaya y entonces para molestarlo, literalmente, fui. Me encantó y a la larga él dejó por una lesión. Y yo seguí y acá estoy.

– ¿Cómo fue la experiencia de haber salido subcampeona del mundo en el IBJJF?

– Hice seis luchas en total, todas muy duras. Fue increíble porque en ese momento viajó todo el equipo, fue un torneo muy lindo en el que obtuve el resultado y la experiencia fue excelente. Después gané dos medallas más de plata (2017 y 2018) en torneos mundiales, pero de la Federación de Abu Dabi (UAEJJF) de Emiratos Árabes.

Miranda Galbán, luchador argentina de jiu jiutsu que busca pasarse a las MMA.

Miranda Galbán, luchador argentina de jiu jiutsu que busca pasarse a las MMA.

– De todos los campeonatos que competiste. ¿Cuál considerás el logro más importante?

– Tengo los tres subcampeonatos mundiales. Teniendo en cuenta lo que es título en sí, el del mundial de California es el más importante por el peso. Pero tengo otros torneos que considero más importantes para mí. Para viajar a Abu Dabi tenías que clasificar primero para que te den el pasaje, la inscripción, el hospedaje y la comida estando allá; y para eso tenías que ganar uno de los trials (ahora la clasificación es por puntos). En 2017 competí en cuatro y perdí en tres. En el último, el que gané, lo considero el más difícil porque fue en Manaos, Brasil, y yo era la única extranjera participando. También quedé primera en el ránking de la UAEJJF. Considero todos importantes pero otro que me marcó mucho es el Río Open del 2016 que fue el primer torneo internacional que pude ganar.

– ¿Veías lógico seguir un camino hacia las MMA?

– Mi idea es pelear MMA, me estoy preparando para eso. Me gusta mucho. Empecé a entrenar la parte de striking, muay thai, y me gustó muchísimo. En un futuro me encantaría pelear en MMA.

– ¿Cómo imaginás tu carrera a partir de ahora?

– Ahora la imagino solo en subida. Todo el tiempo evolucionando y creo que lo importante es tener los objetivos claros y el mapa mental de cómo llegar a esos objetivos. Y yo lo tengo. Tengo que empezar a solucionar mis falencias y seguir entrenando, hacer mejor lo que vengo haciendo.

– Si nunca peleaste MMA me imagino que el día que debutes será muy distinto al BJJ: ¿Cómo imaginás esa transición?

– Sin dudas va a ser súper distinto porque en uno te pegan y en otro no. En BJJ vos decidís cuándo para el sufrimiento si la estás pasando mal a diferencia de las MMA, que te subís y salís a pegarte, básicamente. Tengo muchas ganas de pelear de pie y demostrar que se puede, que siendo una jiujitera se puede pelear bien y dar un lindo espectáculo. Sin dudas me va a ser una transición súper difícil.

– ¿Tenés manager y/o psicólogo deportivo o coaching?

– Lamentablemente no. Lo necesitaría muchas veces. Más que nada porque la mayoría de las veces que compito lo hago sola, no van mis profesores ni nada. Entonces es medio complicado lidiar con una misma y lo que son los pensamientos que uno tiene. Es una parte fundamental que nos falta a los atletas del BJJ.

– Cada vez hay menos eventos en la Argentina. ¿Cómo ves las MMA locales?

– Es una pena. Yo creo que el país en sí se va a ir recuperando y van a volver los eventos. Creo que, a mi entender, es muy difícil hacer una carrera deportiva en la Argentina. particularmente para las artes marciales y en especial el BJJ, ya que todo está dolarizado. Las competencias, la ropa, todo. Para mí, para hacer una buena carrera te tenés que ir del país, no por el nivel, sino por las oportunidades que te da. El nivel que tenemos de BJJ es muy bueno a nivel técnico, lucha y todo. Por eso cada vez que salimos volvemos con medallas, pero las oportunidades nos tiran abajo.



Fuente: Clarin.com

Compartir