El último Athletic campeón confía en dar la campanada


EI Athletic se reconcilió con su historia hace 36 años. En 1983, en concreto el 1 de mayo, el conjunto rojiblanco lograba en el Insular el ansiado título de campeón de Liga, por séptima vez, con sus goleada (1-5) frente a Las Palmas, unida a la inesperada derrota del Real Madrid frente a un Valencia que se jugaba la permanencia. Habían pasado 27 años desde que el mítico Gainza levantase ese trofeo y diez desde que el Athletic no saboreaba ningún título. Fue una explosión de júbilo y la primera botadura de la Gabarra, el símbolo del campeón en Bilbao

Escudo/Bandera Real Madrid

Algunos de los integrantes de aquel equipo de leyenda desmenuzan para AS los partidos contra el Madrid y lo que puede deparar la cita de hoy. En aquella campaña 1982-83, los leones perdieron los dos compromisos contra los blancos: 2-0 (García Hernández y Pineda) en San Mamés y 2-4 en el Bernabéu. El 8 agosto de 1982 ambos coincidieron en un amistoso en La Línea de la Concepción, también con 2-0 para los merengues.

El Athletic logró aquella década de los 80 dos ligas consecutivas, una Supercopa y una Copa del Rey. Zubizarreta es hoy director deportivo del Marsella; Meléndez, De Andrés y Urkiaga trabajan en el club; De la Fuente ejerce de seleccionador Sub-21; Sarabia, de comentarista radiofónico; y Patxi Salinas, de técnico del Basconia, segundo filial rojiblanco. Goikoetxea, ahora en la Fundación del Athletic, era un bastión defensivo, formando tándem con Liceranzu, que ha encauzado su vida por los banquillos. «Es un campo muy complicado, me vienen imágenes de haber ganado y de hacerlo sin estar yo. Los detalles a veces les dan el premio», explica Goiko, que hace poco presentó un libro sobre su biografía. Su amigo Urtubi, segundo entrenador en el Aranguren de Primera Regional, asume que «el Bernabéu se nos daba mejor que el Camp Nou, lo veíamos más factible», y receta que «hay que mantener la portería a cero, si no es muy difícil».

Escudo/Bandera Athletic

En punta de aquel equipo para la historia estaba Dani, ahora comentarista radiofónico. «Los partidos en Madrid eran batallas importantes, visitas difíciles que afrontabas con ilusión». El menudo ‘7’ registró siete victorias, cuatro empates y nueve derrotas ante los merengues, a los que juzga actualmente: «Ahora están bien, pero tienes poco que perder allí».

Miguel Sola, actual técnico del Calahorra II de Segunda B, era uno de los habituales de la famosa media de las ligas junto a De Andrés, Gallego y Urtubi. «En aquellas temporadas les competíamos bien». En la actualidad, reconoce, medirse al Madrid exige «defender bien y ser valientes; te atacan muchísimo, pero también atrás dejan algo que desear».

Elgezabal, un centrocampista aguerrido que ahora se dedica a la rehabilitación de hernias discales con una máquina específica, recuerda que en el Bernabéu tenían una máxima: «Jugamos como nunca y perdíamos como siempre». Le gustan Modric y Bale y cree que en sus tiempos «la diferencia era más corta entre ambos». Su pálpito para hoy indica que el Madrid «es un equipo que te deja jugar, pero en cuatro acciones te meten en un lío«.



Fuente: As.com

Compartir