El regreso de Sergio Ruiz hace brillar a la UD Las Palmas


Muy buenas noticias dejaron ayer el triunfo de la UD Las Palmas ante el RCD Espanyol y una de las más importantes es el retorno del director de juego amarillo que firmó una destacada actuación en los 70 minutos que estuvo en el terreno de juego, después de haberse perdido las últimas cinco jornadas por lesión, siendo anteriormente clave en los esquemas de Pepe Mel.

Como agua de mayo le vino al técnico madrileño la recuperación de un futbolista cántabro al que se le vio muy participativo desde los compases iniciales del juego, dirigiendo bien al equipo al llevar el esférico de un lado a otro del campo para comandar a los suyos. De esta forma, al Espanyol le costó mucho entrar en contacto con el balón, ya que, además, Ruiz exhibió, hasta su desgaste final, un excelente rendimiento en la recuperación de balones haciendo pareja con Javi Castellano en la medular y Kirian pegado al costado derecho, anulando así a Darder y a Keidi Bare, sobre todo en la primera parte.

De hecho, el propio jugador reconoció al final del encuentro que le fue duro desarrollar tal labor comentando que «estoy muy contento de poder jugar de nuevo, además contra un rival como el Espanyol. Se ha hecho largo por la lesión, pero estoy muy contento. Es importante que el grupo cuente con los máximos jugadores porque eso aumenta la exigencia. El equipo va, el equipo quiere y tiene una mentalidad muy positiva».

Escudo/Bandera Las Palmas

Tal es su importancia en el esquema insular que, como bien se pudo ver durante el desarrollo de la segunda mitad, tras su marcha del terreno de juego, los amarillos comenzaron a perder el balón paulatinamente estando a merced del Espanyol. Con uno menos, los periquitos tuvieron el control del partido hasta el final, por lo que, sin duda, la recuperación y puesta en forma del jugón amarillo en los próximos partidos se antoja fundamental para recuperar a aquella Unión Deportiva que ilusionó a principio de temporada y a la que le falta que también se recuperen hombres importantes como Loiodice, Aythami y Pejiño, porque como bien han dicho desde el presidente hasta Pepe Mel: «los fichajes están en casa».



Fuente: As.com

Compartir