El piloto afroamericano que se cansó del racismo y logró que prohibieran la bandera esclavista en el NASCAR


El asesinato de George Floyd no solo impactó en la sociedad estadounidense con marchas, revueltas y protestas encendidas. Los deportistas alzaron también sus voces. Y muestran que la lucha obtiene resultados. El afroamericano Bubba Wallace es una prueba de ello. El piloto de NASCAR cuestionó con tal firmeza que en las competencias se muestre la bandera esclavista de la Confederación que en la noche del miércoles logró que esa categoría del automovilismo prohíba definitivamente que se vea en sus carreras uno de los símbolos del racismo​ durante la Guerra de Secesión (1861-1865) en el país norteamericano.

“Hay que deshacerse de todas las banderas confederadas. No debería haber individuo que al asistir a nuestros eventos para pasar un buen momento con su familia se sintiera incómodo por algo que viera, por un objeto que estuviera agitándose ahí”, le había dicho a la cadena CNN quien maneja un Chevrolet Camaro ZL1 para el equipo Richard Petty.

Sus palabras calaron tan hondo que los directivos emitieron un comunicado para prohibir la visualización de la bandera en las competencias. “La presencia de la bandera confederada en los eventos de NASCAR va en contra de nuestro compromiso de proveer un ambiente acogedor e inclusivo para todos los aficionados, nuestros competidores y nuestra industria”, describió el comunicado oficial.

Y detalló: “Reunir a la gente en torno al amor por las carreras y la comunidad que crea es lo que hace que nuestros aficionados y el deporte sean especiales. La exhibición de la bandera confederada estará prohibida en todos los eventos y propiedades de NASCAR”.

¿Quién es Wallace, el líder que alzó la voz y promovió este cambio histórico? Comenzó en el automovilismo a los 9 años de edad, con la particularidad de que era uno de los pocos, sino el único, competidor de orígenes afroamericanos. Sus primeros acercamientos a los motores fueron en las categorías Bandoleros y Legends, pero su consolidación se dio tras ganar el Franklin Country Speedway en 2008.

Sus buenas temporadas se hicieron eco en un deporte dominado en gran parte por blancos y lo llevaron a ocupar un lugar en Richard Petty Motorsports para 2018. Su tarea era tomar la posta que había dejado Aric Almirola, antecesor en el equipo, con la particularidad de que en la primera carrera finalizó en la segunda posición y obtuvo la mejor marca de un piloto debutante.

La bandera confederada, usada en esta foto de 1962, fue prohibida por las máximas autoridades del NASCAR.
Foto: AP

La bandera confederada, usada en esta foto de 1962, fue prohibida por las máximas autoridades del NASCAR.
Foto: AP

La bandera confederada fue prohibida por las máximas autoridades del NASCAR.
Foto: AFP

La bandera confederada fue prohibida por las máximas autoridades del NASCAR.
Foto: AFP

En el inicio de aquella temporada, la llegada de Wallace despertó la atención y recibió el apoyo por parte de Hank Aaron (ex beisbolista e integrante del Salón de la Fama) y Lewis Hamilton, seis veces campeón de la Fórmula 1​ y piloto de Mercedes Benz.

Wallace explicó la incomodidad que le genera ver el estandarte de las siete estrellas, símbolo que representó a los siete estados confederados que lideró Jefferson Davis en la guerra civil estadounidense.

Pero su lucha contra la discriminación no se limita a banderas y símbolos de antaño. El nacido en Alabama se mostró en los últimos entrenamientos con una remera que llevaba la frase “I can’t breathe” («No puedo respirar»), en alusión a las últimas palabras de Floyd antes de su muerte. La remera del piloto también tenía la icónica frase “Black Lives Matter” («Las vidas negras importan»), que tomó gran repercusión a nivel mundial.

Bubba Wallace, con el auto ploteado de negro y el Black Lives Matter.
Foto: AP

Bubba Wallace, con el auto ploteado de negro y el Black Lives Matter.
Foto: AP

“Las vidas de las personas negras sí importan. Queríamos ser tratados por igual y que no nos juzgaran por nuestro color de piel, pero las acciones que enfrentamos por el color de nuestra piel son diferentes”, manifestó Wallace.

Para luchar contra lo que Wallace considera “un símbolo de esclavitud y racismo”, el piloto de 26 años competirá en el circuito Martinsville Speedway con un auto que será en memoria de Floyd. El motor y las prestaciones no cambiarán, pero si el ploteado. Los clásicos patrocinios quedarán a un lado y en su lugar se podrá observar la frase “Black Lives Matter” en los laterales traseros. Además, el capó y el paragolpes tendrán las palabras “Compasión, Amor, Comprensión”, mientras que en la parte alta del capó llevará una mano blanca y otra negra entrelazadas.

“Compasión, Amor, Comprensión”, se lee en el capó del auto de Wallace.
Foto: AFP

“Compasión, Amor, Comprensión”, se lee en el capó del auto de Wallace.
Foto: AFP

Queremos ser parte de esta nación como uno. Unirnos como uno. Al ver esta leyenda en el auto se da más conciencia y se alinea con los videos que hemos publicado con NASCAR sobre aprender, escuchar y educar”, manifestó el piloto de 26 años.

La búsqueda de concientización por parte del ex corredor del equipo Joe Gibbs Racing ha tenido un efecto positivo en las últimas semanas, al punto de que los pilotos de NASCAR, la mayoría blancos, se unieron para formar parte de un video en el que se promovió un cambio social y mayor conciencia sobre el tema.

Lebron James apoyó vía Twitter la idea sobre el auto ploteado y le dejó un mensaje de agradecimiento, al que la cuenta de NASCAR respondió: “No podríamos estar más de acuerdo. Orgullosos de tener a @BubbaWallace representándonos en la pista y fuera de ellas”.

El domingo pasado, un dirigente afroamericano del NASCAR puso una rodilla en el piso (gestó popularizado por Colin Kaepernick, ex mariscal de campo de los San Francisco 49ers) antes de la carrera dominical cerca de Atlanta. Fue probablemente la primera vez que alguien se atrevió a una protesta similar en la serie, cuyo órgano rector prometió hacer un mejor trabajo ante los problemas de injusticia racial.

Bubba Wallace abrió el camino y el NASCAR escuchó. La historia se hace camino al andar. Con la lucha…



Fuente: Clarin.com

Compartir