El PGA Championship se juega en una cancha que es un «monstruo dormido»


Un 17 de enero de 1916 la PGA de América fue fundada en New York. Rodman Wanamaker, heredero de una enorme fortuna, invitó a prominentes profesionales y hombres de negocios al Taplow Club ubicado en Broadway. Treinta y cinco hombres se dieron cita para apoyar la idea de formar una asociación de golfistas profesionales. Un mes más tarde se aprobó el documento fundacional con 35 miembros y la PGA de América quedo constituida con domicilio en el 366 de la Quinta Avenida en Manhattan. En abril fueron admitidos 82 profesionales más y en Junio se unieron otros 142. Hoy, la PGA de América reúne a mas de 29 mil hombres y mujeres, siendo la organización deportiva mas grande de Estados Unidos.

En octubre de ese mismo año se disputó la edición inaugural del PGA Championship en el Siwanoy Golf Club ubicado en el estado de New York, en donde el inglés Jim Barnes obtuvo el triunfo y un cheque de 500 dólares. Rápidamente, la Primera Guerra Mundial interrumpió la realización del campeonato, que otra vez se vio afectado por el segundo conflicto a principios de los años 40. El certamen nació a la modalidad Match Play, esto es con enfrentamientos de uno contra uno, en un formato similar a lo que es un cuadro de un torneo de tenis. Así se mantuvo hasta que en 1957 llegaron al partido final dos nombres poco atractivos y la PGA de América termino perdiendo plata por la escasa cantidad de público que se dio cita el ultimo día. Eran tiempos en que la televisión empezaba a ser parte importante del negocio, y ésta empezó a empujar para que se pasara a la modalidad de juego por golpes, lo que garantizaba tener a los mejores jugadores durante todo el fin de semana. Luego de muchas discusiones se acordó cambiar el formato y el PGA Championship pasó a jugarse tal como lo conocemos hoy.

La fecha en la que normalmente se jugaba el campeonato era durante el mes de agosto y fue durante muchísimos años el cierre extraoficial del calendario, debido básicamente a que era el ultimo de los cuatro grandes. Pero la llegada del golf a los Juegos Olimpicos hizo que esto cambiara. En 2019, todo el calendario del golf profesional se reestructuró, pasando The Players de mayo a marzo y el PGA Championship de Agosto a Mayo. De esta manera, el último major del año no interferiría cada cuatro años con la fecha de la cita olímpica.

Esta vez, la sede será la Ocean Course ubicada en Kiawah Island, Carolina del Sur. De la misma manera que el PGA Tour le encargó a Pete Dye la construcción de una cancha para The Players, la PGA de América llamó a la misma persona a mediados de la década del 80 para que construyera una cancha para la Ryder Cup de 1991. Así, el ingenio de Dye y su mujer delinearon lo que es para mi gusto uno de los mejores diseños del mundo.

Un lagarto cerca del hoyo 6 en la ronda de práctica. Todo puede pasar en la Ocean Course. Foto: Stacy Revere / Getty Images / AFP.

Un lagarto cerca del hoyo 6 en la ronda de práctica. Todo puede pasar en la Ocean Course. Foto: Stacy Revere / Getty Images / AFP.

Ubicada sobre el Atlántico, la Ocean Course es uno de esos monstruos dormidos que despiertan cuando el viento empieza a soplar. Luego de aquella Ryder Cup, el PGA Championship llego aquí por primera vez en 2012 en donde Rory McIlroy se impuso por 8 golpes. Todo fue muy sencillo para los jugadores hasta que el sábado empezó a soplar y el promedio de score para aquel dia fue de 78,5, el más alto para cualquier ronda en la historia del campeonato.

La cancha no ha sufrido grandes modificaciones desde aquellos días y sus 7876 yardas de extensión la hacen uno de los trazados mas difíciles del mundo. Con 156 jugadores es muy posible que durante los primeros dos días los tees de salida no estén ubicados al fondo y la cancha juegue un poco más corta. Esto se hace para que el ritmo de juego no sea tan lento y no veamos rondas de casi 6 horas de duración. Por suerte, para los jugadores solo una brisa de entre 16 y 24 Km/h soplará sobre la isla, el sol brillará: no hay lluvias previstas y los jugadores no sufrirán la tortura de tener que navegar la Ocean Course en condiciones adversas.

Jon Rahm, uno de los candidatos a llevarse el PGA Championship, salió a practicar en la temible Ocean Course. Foto: Geoff Burke.

Jon Rahm, uno de los candidatos a llevarse el PGA Championship, salió a practicar en la temible Ocean Course. Foto: Geoff Burke.

Llega el segundo Grand Slam de 2021, y si tienen un rato prendan la televisión y miren el PGA Championship. Si les gusta el golf seguro lo harán, pero sino, no se pierdan de ver un lugar fantástico, con una cancha de golf única y que tiene unos segundos 9 hoyos fascinantes.

En la próxima columna empezaremos a analizar más a fondo el campeonato, candidatos, posibilidades de Emiliano Grillo y todo lo que tiene que ver con la edición 103 del PGA Championship.

Mirá también



Fuente: Clarin.com

Compartir