El insólito tiro libre indirecto que pudo haber cambiado la historia del clásico entre San Lorenzo y Racing


42 minutos del segundo tiempo, San Lorenzo volcado al ataque y Racing agazapado para salir de contragolpe. El local no lo pudo empatar y el visitante no lo pudo liquidar.

Sobre la izquierda, en campo propio, Marcelo Díaz quiere cambiar de frente para Iván Pillud pero le pega mal a la pelota, que queda picando en el área grande y Gabriel Arias la toma con la mano ante la amenazante presencia de Adolfo Gaich.

El argentino nacionalizado chileno iba a esperar unos segundos que lo acerquen a la victoria e iba a salir jugando o con un pelotazo. No fue ninguna de las dos, porque el árbitro Silvio Trucco interpretó que Díaz tuvo la intención de pasársela a su compañero en el seleccionado chileno.

FOTO MARCELO CARROLL

FOTO MARCELO CARROLL

Tiro libre indirecto dentro del área para el Ciclón a tres minutos del final, en un partido caliente por el mal momento de San Lorenzo y porque se trata de un clásico entre dos grandes del fútbol argentino.

Protestas, discusiones y a cobrar la falta. Trucco, tal vez conciente de que se equivocó, volvió a equivocarse y permitió que la barrera no respetara la distancia para que luego de que la toquen los gemelos Oscar y Angel Romero rematara, o intentara hacerlo, Ignacio Piatti. Rebote y fin de la jugada. Jugada absurda en su concepción y en su ejecución.



Fuente: Clarin.com

Compartir