El insólito campeonato de la Primera Nacional que busca su segundo ascenso


La Primera Nacional tiene cuatro equipos con aspiraciones de subir a la Liga Profesional: Estudiantes de Río Cuarto, Estudiantes de Caseros, Atlético Rafaela y Platense. Se enfrentarán el miércoles en Rosario. Los Pinchas jugarán en el Gigante de Arroyito (a las 19.15, con el arbitraje de Jorge Baliño) y el duelo entre los rafaelinos y el Calamar en el Coloso de Parque Independencia (a las 21.30; dirige Ariel Penel).

La final será el domingo y el corolario para un Reducido que se cambió sobre la marcha y resultó otro mamarracho organizativo. Cuando quedaban 9 fechas para el final del campeonato, y con la excusa de la pandemia, la AFA resolvió bajarle la persiana a la temporada.

Atlanta (41 puntos) y San Martín de Tucumán (44), punteros de las Zonas A y B, ya perdieron la chance de ascender. También, Defensores de Belgrano (41), segundos de los tucumanos, los únicos que pusieron el grito en el cielo e incluso fueron a reclamar al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo, según sus siglas en inglés).

Estudiantes de Caseros eliminó a Atlanta y jugará ante su par de Río Cuarto en Rosario. (Foto: Prensa Estudiantes)

Estudiantes de Caseros eliminó a Atlanta y jugará ante su par de Río Cuarto en Rosario. (Foto: Prensa Estudiantes)

El campeón fue Sarmiento, que había conseguido 34 puntos en las 21 fechas disputadas antes de la pandemia y estaba tercero en la Zona B, detrás de San Martín y Defensores. El Verde jugará la Liga Profesional de Fútbol desde el 12 de febrero.

Estudiantes de Río Cuarto, escolta de Atlanta con 37, tendrá una nueva oportunidad en las semifinales porque el nuevo formato le permitía una revancha al perdedor de la final por el primer ascenso, aquella que ganaron los juninenses.

Los jugadores de Atlético Rafaela celebran el triunfo por penales ante Quilmes en el Reducido de la Primera Nacional. (Foto: Prensa Atlético de Rafaela)

Los jugadores de Atlético Rafaela celebran el triunfo por penales ante Quilmes en el Reducido de la Primera Nacional. (Foto: Prensa Atlético de Rafaela)

El otro Estudiantes era el tercero de la Zona A con 36 puntos. Mientras que Platense y Rafaela habían sumado 30 y 28 puntos y estaban en el séptimo y en el sexto lugar cuando se interrumpió el torneo.

Es decir, nadie podía garantizar que las cartas estaban echadas a falta de 9 fechas para el final del torneo, pero no se tuvo en cuenta el mérito deportivo y, al final del camino, habrá una gran injusticia.

Todo lo que rodeó a las categorías menores estuvo teñido de suspicacias. Especialmente, por los lamentables arbitrajes. A pesar de que Federico Beligoy designó a los jueces de Primera para los partidos de los cuartos de final, incluso algunos internacionales, los que se jugaron el domingo no estuvieron exentos de polémicas.

En la cancha de Tigre, donde Estudiantes terminó venciendo a Atlanta con un gol de cabeza de Neri Bandiera, Fernando Echenique no cobró un claro penal de Nicolás Tecilla sobre el propio Bandiera a los 19 minutos del segundo tiempo. A esa altura, el equipo de Caseros ganaba 1 a 0 y podría haber liquidado mucho tiempo antes la serie.

Más tarde, en el estadio de Estudiantes de Caseros, hubo otro garrafal error, esta vez de parte de Andrés Merlos. El juez no vio delante de sus narices un manotazo adrede de Eric Tovo sobre Facundo Curuchet cuando recién se habían disputado 14 minutos del primer tiempo. El defensor de Riestra estaba amonestado y debió haber sido expulsado. Hubo una doble equivocación.

Carrera a la gloria. Los jugadores de Platense, después de vencer por penales a Riestra en Caseros. (Foto: Prensa Platense)

Carrera a la gloria. Los jugadores de Platense, después de vencer por penales a Riestra en Caseros. (Foto: Prensa Platense)

El empate 0 a 0 derivó en la definición por penales y Platense ganó (8 a 7) gracias al último tiro que Jorge De Olivera le atajó a Matías Vega, arquero de Riestra. Se ejecutaron 20 remates.

¿Qué pasará con el próximo campeonato de la Primera Nacional? Serán 35 equipos; ascendidos Sarmiento y uno de los cuatro semifinalistas, quedarán 30 clubes a los que se les sumarán los dos que subieron de la Primera B, dos del Federal A -uno de ellos Güemes de Santiago del Estero- y un quinto que se definirá entre los perdedores de las finales de la B y el Federal A por el segundo ascenso. Y así será en el resto de las categorías. Más adelante se vendrá una reducción paulatina.



Fuente: Clarin.com

Compartir