El FC Barcelona demostró que necesita fichar un central en el mercado de invierno


El FC Barcelona no ha empezado el 2020 con buen pie. En el primer partido del año el Espanyol le empató en el minuto 88 perdiendo el liderato en solitario de LaLiga y ayer quedó apeado de la final de la Supercopa de España después de que el Atlético de Madrid le remontara en los 10 últimos minutos. 

No fue una derrota tan dolorosa como las de Roma y Anfield pero sigue el mismo patrón y ante los rojiblancos vimos los mismos fallos que viene arrastrando el equipo durante la temporada.

La fragilidad defensiva que mostró el Barcelona ya viene siendo una constante en los últimos partidos y ayer no estaban ​Ter Stegen y sus paradas descomunales para maquillar el resultado y evitar goles imposibles. Los problemas en defensa no son nuevos pero son incapaces de ponerle remedio. En cada temporada el Barça muestra unas carencias defensivas que no habíamos visto en el ​conjunto azulgrana en muchos años. Ante el equipo de Simeone la defensa estuvo desdibujada y el Barcelona permitió que les remontaran un partido que podrían haber sentenciado. La presión tras pérdida fue inexistente y si ante un equipo como el Atlético de Madrid te falta intensidad antes o después lo acabas pagando.

FBL-KSA-ESP-SUPERCUP-BARCELONA-ATLETICO

El partido del Barcelona en ataque fue espectacular, pasando por encima de su rival, pero esos momentos de desconexión atrás y en el centro del campo los pagaron muy caro. El nivel de la defensa en los dos últimos partidos deja mucho que desear; si ante el Espanyol fue Lenglet el que se comió el gol del empate, ante los rojiblancos Samuel Umtiti demostró que está lejos de su mejor versión y sufre frente a jugadores rápidos y jugando con la defensa adelantada. Y por último ​Piqué no se mostró tan contundente como nos tiene acostumbrados y no fue el líder de la defensa que tanto necesita el Barça. Hasta ahora al Barça le había bastado con Piqué y Lenglet como pareja de centrales pero visto lo de ayer Valverde tiene motivos para preocuparse, y es que el equipo no tiene un plan B.

Si hasta ahora el principal objetivo del Barcelona en el mercado de fichajes era encontrar un remplazo para ​Luis Suárez, la secretaría técnica debería variar el rumbo y fichar un central. Un jugador que no sufra con balones a la espalda ni jugando en una defensa tan adelantada como la del Barcelona. Nos guste o no, a Piqué le empiezan a pesar los años, Umtiti está muy lejos de ser el Big Sam que vimos antes de la lesión y Todibo está más fuera que dentro, así que el Barça debería empezar a pensar en renovar la defensa y apuntalar el equipo para que atrás vuelva a ser un conjunto sólido. Un equipo como el FC Barcelona que aspira a ganarlo todo no se puede permitir el lujo de tener una defensa tan frágil como la de esta temporada.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!





Fuente: 90min.com

Compartir