El empacho de Giroud: más goles al Sevilla que en un Mundial y cinco Champions


Olivier Giroud es de pasar hambre o darse un atracón. Mientras otros, como Cristiano Ronaldo o Lionel Messi, viven en un matrimonio constante con el gol, el de Chambéry es más de escarceos ocasionales. Una noche de pasión en Sevilla con las redes del Sánchez Pizjuán que arroja unos números más que destacables en comparación con su carrera. 

Su póker de ayer que consiguió rematando desde el suelo en el primero, definiendo con una elegante picadita en el segundo, cabeceando en el tercero y desde los once metros para hacer el cuarto, contrastan con los datos arrojados en anteriores ediciones completas de la Liga de Campeones u otros torneos.

Solo contando con el partido del Pizjuán, Giroud ya ha marcado más goles que en hasta cinco ediciones anteriores de la Champions League de todas las que ha disputado a lo largo de su carrera. En la 12/13 jugó siete encuentros y anotó dos tantos, en la siguiente edición, calcó su rendimiento además de un tanto más en los dos partidos de clasificación. En la 14/15, tres partidos entre torneo y fase de clasificación con un gol  y en la 16-17 volvió a superar los cinco encuentros celebrando apenas dos veces el poder superar al meta rival. En la 17-18, llegó a media campaña con el Chelsea y apenas jugó una vez y en la última edición, no llegó a marcar en los tres partidos que estuvo sobre el verde.

18

Esta sequía la ha vivido en la Champions pero también en la Europa League. En la 17-18 se quedó en tres goles en seis encuentros con el Arsenal antes de mudarse a Chelsea. Este dato contrasta con su excelente rendimiento en la campaña siguiente, donde quedaría máximo goleador del torneo con once tantos siendo clave para la consecución del título para los de Sarri.

Sus números en esta noche en Sevilla superan incluso su rendimiento en torneos regulares. En la Premier League 18-19 no pasó de los dos tantos en 27 partidos y en los albores de su carrera, cuando aún jugaba en Segunda francesa, vivió una larga sequía durante la 06-07 anotando apenas dos veces en 17 encuentros. Cabe recordar también uno de sus capítulos más conocidos de su carrera en la selección: su victoria en el Mundial de Rusia 2018 jugando prácticamente todos los minutos (solo fue suplente en el partido inaugural ante Australia) en el que no marcó ni una sola vez pero, se fajó con todos los centrales para abrir huecos a los Griezmann, Mbappé y compañía. Un ariete derribando muros de forma casi literal. 

Giroud, en lo que al gol respecta, poco entiende de grises alternando épocas de sequía y días de bonanza, ya que a lo largo de su carrera no faltan grandes noches. Desde que se iniciara en el fútbol profesional ha conseguido otros dos poker (con el Tours en 2009 vs Athletic Club Arlésien (4-2) y vs SS Jeanne d’ Arc (1-7)), hasta seis hat-trick (vs Dinamo de Kiev en 2019, vs Paraguay en 2017, vs Aston Villa en 2016, vs Olympiacos en 2015 y vs Sochaux y ante el Valenciennes en 2011) y 31 dobletes. 

Aunque la regularidad viendo puerta no ha sido su fuerte durante su carrera, si tiene dos trofeos de máximo goleador en un torneo regular. El francés fue el mejor punta de la Ligue 1, cuando ganó la Liga con el Montpellier y se fue hasta los 21 goles, y de la Ligue 2, cuando brilló con el Tours. Su mejor año goleador entre todas las competiciones no fue, curiosamente, ninguno de estos. Llegó en la campaña 11/12 en la que anotó 25 tantos en 42 partidos. Un punta especial. 



Fuente: As.com

Compartir