El drama de un futbolista sueco con Covid-19: “Cada vez que dormía, dejaba de respirar»


Suecia es uno de los países de Europa que no ha decretado un aislamiento severo por la pandemia de coronavirus, pese a que ya registra más de 12 mil casos y han muerto aproximadamente 1300 personas por esta enfermedad. Eso sí,  han prohibido los eventos de asistencia masiva, como el fútbol.

Entre los casos de infectados, que satisfactoriamente se recuperan, se encuentra el del futbolista ​Kamal Mustafa, jugador del IK Oddevold, club de la tercera división de su país, quien contó a un medio de prensa de su país todo lo que pasó por el coronavirus, del que ya se encuentra recuperándose, aunque aun internado en una casa de salud.

Mustafa cuenta que comenzó con síntomas como pérdida de olfato y dolor de garganta, hasta que el 3 de abril se decidió a llamar a los doctores, ya más afectado por la enfermedad: “Alguien en el teléfono me hablaba constantemente hasta que llegaron. No tengo idea de lo que hablamos. De repente (los médicos) se quedaron allí con trajes protectores sobre mí. Lo único que recuerdo es que me coloqué una máscara facial y una capucha sobre la cara para no infectar a nadie. Fue entonces cuando el infierno comenzó de verdad».

“Solo recuerdo querer arrancarme la piel porque tenía mucho calor. Las enfermeras me revisaban cada hora. Nunca he recibido tantas jeringas en toda mi vida, estaba tan enfermo…”. sumó.

Pero el futbolista cuenta que las cosas fueron a peor, y que lo que más le afectó fue la deficiencia respiratoria: “Me dieron pastillas para dormir pero no funcionaron. Cada vez que cerraba los ojos me sentía dormido, pero el problema era que cada vez que me dormía dejaba de respirar. No sabía si podía respirar con la boca o la nariz. Y luego tuve un ataque de tos que me hizo despertar de inmediato».

Al momento, Mustafá se encuentra recuperando y espera que le den el alta pronto, por la buena reacción que ha tenido a los tratamientos.​





Fuente: 90min.com

Compartir