El día que Julen Guerrero pudo fichar por el Real Madrid


Julen Guerrero (Portugalete, 1974) fue el gran ídolo del Athletic Club en la década de los años 90. Criado en la cantera del conjunto rojiblanco, desarrolló toda su carrera deportiva en el equipo de San Mamés. Y no fueron pocas las ofertas que tuvo para abandonar Bilbao. Una de ellas, quizás la más importante, fue la del Real Madrid.

La perla de Lezama brilló con luz propia durante más de diez años en El Botxo. Defendió la camiseta rojiblanca durante más de 370 partidos y su melena rubia se convirtió en patrimonio de Bilbao y parte de España. Sin embargo, siempre será recordado por formar parte del llamado One Club Man.

Guerrero debutó con 18 años con el Athletic Club y marcó el gol de la victoria de su equipo ante el Cádiz. Su siguiente campaña, la 1993/1994, fue deslumbrante. Sus 21 goles contribuyeron a que Javier Clemente le llamara con la Selección Española para disputar el Mundial de Estados Unidos 1994. Un año después, en 1995, llegaron los gigantes del fútbol a tocar la puerta de Julen.

Escudo/Bandera Athletic

El ‘no fichaje’ de Julen Guerrero por el Real Madrid

El Real Madrid, presidido por Ramón Mendoza y entrenado por Jorge Valdano, quiso firmar a Julen Guerrero pagando su cláusula de rescisión de 1200 millones de pesetas, unos siete millones de euros. Los primeros contactos entre ambos comenzaron en marzo de 1995 y la respuesta del jugador del Athletic Club siempre la misma: no.

En junio de ese mismo año volvió a rechazar la oferta de un Real Madrid que llegó a reunirse con el padre de Julen Guerrero, Julían, y con el presidente del Athletic Club, José María Arrate. Un presidente que fue agradecido al capitán de su equipo: «Este gesto habla de la integridad de Guerrero y de su vinculación afectiva con el Athletic. Él nunca se marchará por dinero».

Ramón Mendoza dejó claro que era un fichaje que perseguía su entrenador desde hace tiempo: «Jorge Valdano sigue empeñado en el fichaje de Julen Guerrero, pero las posibilidades son casi nulas. Tendría que rebajar mucho la cláusula el Athletic y nosotros llegar a reunir mucho más dinero». Meses más tarde, el presidente del club blanco volvió a hablar sobre el fichaje frustrado de Julen Guerrero y atribuyó el ‘no’ exclusivamente al jugador del Athletic: «Nunca se atrevió a fichar por el Real Madrid, o no quiso o no pudo».

Un verano movido y una oferta surrealista del Inter

Fue un mercado estival muy movido para Julen Guerrero y para el Athletic Club. La Lazio, en aquel momento presidida y entrenada por Dino Zoff, también intentó firmarle en 1995. El entrenador-presidente del conjunto lacial coincidió con el jugador en un sorteo de la UEFA e incluso se rumorea que le entregó una camiseta de la Lazio.

En 1997, el FC Barcelona también quiso ficharle, pero la respuesta volvió a ser negativa. Ese mismo verano llegó una oferta superrealista. El Inter de Milán presentó una oferta por Julen Guerrero en la que incluyó al futbolistas holandés Aron Winter más una cantidad de dinero.

Dani Garrido contó en Carrusel Deportivo esta oferta y el cabreo con el que reaccionaron en el Athletic Club ante el desconocimiento del conjunto italiano de la filosofía del conjunto bilbaíno.

Su ocaso en el Athletic y presente como entrenador

El de Portugalete firmó en 1995 un contrato que le unió a los leones hasta 2007. A partir de febrero del año 2002 su situación en el Athletic Club cambió e incluso se quedó fuera de varias convocatorias. En julio de 2006 anunció su retirada como futbolista profesional. Casi 400 partidos y 100 goles con el Athletic Club y un recuerdo para toda la historia.

En julio de 2018 entró en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y fue nombrado entrenador de la Selección Española sub 15/16. Su hijo, Julen Jon Guerrero, despuntó en la cantera del Málaga y, en la actualidad, es uno de los jugadores más destacados del cadete A del Real Madrid.



Fuente: As.com

Compartir