El Atleti de las grandes noches


Recuerdo perfectamente muchas cosas de aquel partido: la llegada del Atlético al estadio con los jugadores golpeando los cristales del autobús; los goles de Falcao, el arreón del Athletic y los apuros en unos interminables minutos de acoso y derribo del conjunto bilbaíno; la posterior celebración en el hotel… Han pasado casi nueve años de la final de Bucarest y el Atlético vuelve al mismo lugar. La pandemia obliga al equipo madrileño a jugar como local en el recinto en el que Simeone logró su primer título como entrenador en 2012. El técnico ha querido suplir el Wanda Metropolitano por el estadio donde empezó todo. Un recinto talismán (sigue el partido en directo en AS.com).

Han cambiado muchas cosas: el Atlético ahora es uno de los grandes de Europa, ya sí pelea el título liguero a Real Madrid y Barcelona casi en igualdad de condiciones y nadie en el fútbol europeo quiere enfrentarse al equipo del Cholo. Algunos de los que vivieron ese partido ya no están y muchos recordarán a su manera el partido de Bucarest.

Escudo/Bandera Atlético

En estos años el Atlético ha intentado el asalto a la Champions, jugó dos finales, que perdió de manera cruel. Y una cosa no cambió en este periplo del técnico argentino: esa rebeldía del grupo del Cholo, ese levantarse después de cada duro golpe, el intentarlo una y otra vez… El Atlético afronta otro asalto a esa competición que tanto se le resiste y lo hace ante el Chelsea, con el que mantiene una bonita rivalidad. El Atlético quiere ser el de las grandes noches europeas, aunque no tendrá a su lado el factor campo. La temporada pasada eliminó en esta ronda al Liverpool, en ese momento el actual campeón, y en esta etapa del Cholo cayeron Barcelona, Bayern, el propio Chelsea… En estas rondas y ante estos equipos es donde el equipo madrileño ha forjado su leyenda europea de conjunto grande.

El Atlético ha tenido una pequeña crisis de resultados, que no de juego. Sí ha flojeado en defensa y es por ahí por donde no puede permitirse ningún despiste. La máxima del Cholo es no encajar ningún tanto como local en las eliminatorias a doble partido. Para el técnico rojiblanco todo lo que no sea encajar es positivo. Siguen mermados los rojiblancos por las bajas, aunque pondrán un once de garantías. Habrá que ver si Simeonesaca en punta a João Félix como compañero de Luis Suárez. El portugués no está fino, pero se le fichó para ser decisivo en este tipo de partidos. En el medio el Cholo siempre pone fuerza y músculo. Podría jugar Kondogbia junto a Koke y Lemar.

Escudo/Bandera Chelsea

El Chelsea es un equipo al alza con la llegada de Tuchel. Pero en el Atlético se fijan lo justo en el rival. El resultado del partido dependerá de lo que pueda hacer Luis Suárez, quien desde 2015 no marca en Champions como visitante. Sí marcó en un estadio que no era el suyo, en el partido jugado en Lisboa, en el 2-8 del Barcelona frente al Bayern, aunque fue en terreno neutral. Hoy jugará en otro estadio que no es el suyo, aunque los rojiblancos son locales. El uruguayo ha marcado 16 goles en LaLiga, aunque en esta edición de la Champions no ha hecho ningún gol con el Atlético. Para el punta este partido también supone un reto personal. Como para Marcos Llorente, el rojiblanco más en forma. Como para los Oblak, Savic, Saúl o Koke, quienes han vivido partidos de todos los colores con el equipo rojiblanco por los campos de Europa.



Fuente: As.com

Compartir