Diputados le dio media sanción a la nueva Ley Antidopaje


A partir del 1 de enero de 2021 entró en vigencia el nuevo Código Mundial Antidopaje que, entre otros puntos, dio un giro sustancial respecto a la consideración de ciertas drogas calificadas habitualmente como «sociales». Este sábado, Argentina dio el primer paso para adecuar su propia ley a estos lineamientos internacionales con la media sanción del proyecto en la Cámara de Diputados.

Por unanimidad (240 votos a favor) la cámara baja aprobó la Ley de Régimen de Prevención y Control del Dopaje en el Deporte, que ahora deberá pasar por el recinto de los senadores antes del 12 de abril para convertirse definitivamente en ley.

La iniciativa estaba prevista para ser tratada durante esta última semana, pero otra serie de compromisos a debatir por los diputados condujo a que se dejara para la poco habitual sesión de este sábado, que se destacará por el tratamiento del proyecto de reforma del impuesto a las ganancias.

Hay cierta urgencia por aprobar esta nueva ley antidopaje: debe ser antes del 12/4 para que Argentina pueda continuar compitiendo en los grandes torneos internacionales de todas las disciplinas (Juegos Olímpicos y Paralímpicos o, por ejemplo, la próxima Copa América de fútbol) bajo el paraguas de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, según la sigla en inglés) sin tener que pedir permisos especiales.

El laboratorio de Río de Janeiro que sirvió como centro de control antidopaje en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2016. Foto AFP

El laboratorio de Río de Janeiro que sirvió como centro de control antidopaje en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2016. Foto AFP

El proyecto está conformado por 74 artículos y 66 de los originales que la ley tuvo en 2013 se verán modificados, al margen de que ya se habían hecho retoques en los últimos años.

Tal como sucede con el nuevo Código Mundial, esta ley incorpora las responsabilidades a asumir por terceros que no sean exclusivamente los deportistas o su personal de apoyo.

Además de establecer parámetros más contemplativos respecto a algunas sustancias fuera del período de competencia (siempre que se pueda demostrar que su consumo no está relacionado a la mejora del rendimiento deportivo) y de acercarse al espíritu de una autoridad «acompañadora» en lugar de «castigadora», la ley estará en sintonía con el endurecimiento de castigos a aquellos que no sean necesariamente atletas.

Por ejemplo, el personal de apoyo ahora podrá ser considerado sujeto activo ante la infracción por posesión de sustancias o métodos prohibidos. Y no sólo el deportista podrá ser considerado sujeto activo en la infracción de de tráfico o intento de tráfico de cualquier sustancia o método prohibidos.

En ese aspecto, cualquier acto de intimidación será pasible de sanción por la administración o intento de administración de sustancias prohibidas, así como también por complicidad y/o asociación.

También el proyecto determina la asignación de un presupuesto de 110 millones de pesos para la Comisión Nacional Antidopaje para afrontar los gastos salariales de su personal, los controles antidóping, programas educativos y contribuciones al funcionamiento de la WADA, entre otros.

Mirá también

Mirá también



Fuente: Clarin.com

Compartir