Diego Simeone y sus declaraciones que encendieron la alarma en España: ¿una bomba de humo?


En diciembre de 2011, cuando Diego Simeone firmó su vínculo y empezó a escribir su rica historia como entrenador del Atlético de Madrid, el equipo estaba golpeado y la dirigencia decidía dar un golpe de timón al desplazar al DT Gregorio Manzano luego de la eliminación en Copa del Rey frente al Albacete, de la Segunda B.

Nueve años más tarde, en 2020, se repitió una caída igual de dolorosa, pero ya con el Cholo consolidado en el banco y después de haber gritado campeón en el terreno local e internacional. Por eso el golpe ya no trajo la misma consecuencia que había sufrido su antecesor. Fue hace un año cuando la Cultural Leonesa, también de la tercera división del fútbol español, despachó al Aleti en 16avos de final.

Y este miércoles, el técnico argentino y su equipo tropezaron con la misma piedra. Por segundo año consecutivo, el conjunto colchonero sufrió una humillante eliminación frente a un equipo de Segunda B y en 16avos de la Copa del Rey. Fue 1-0 a manos del humilde Cornellà. ¿El futuro?

«Esta Copa en estos últimos años no nos está dando ninguna satisfacción, así que habrá que buscar soluciones si es que estamos el año que viene”, disparó el Cholo en la conferencia de prensa posterior a la derrota que los medios madrileños calificaron como un papelón.

Atlético de Madrid fue eliminado ante Cornellà, de la Segunda B de España. Foto: EFE/Quique Garcia

Atlético de Madrid fue eliminado ante Cornellà, de la Segunda B de España. Foto: EFE/Quique Garcia

“El fútbol es muy cambiante y uno siempre tiene que estar abierto a todas las posibilidades que tenemos. Estoy muy feliz acá, pero tengo que tener siempre la situación abierta de lo que el club decida», amplió luego de que le repreguntaran sobre la frase que ponía en duda su continuidad en el Aleti.

El tiempo dirá si el Cholo lanzó una bomba en un momento de calentura o si efectivamente esta puede ser su última temporada en el club en el que ya superó los 500 partidos en el banco.

El tiempo y los resultados, claro. Esa es la vara con la que Simeone se mide. Por el momento, más allá del duro golpe en la Copa del Rey, su equipo es el líder de la Liga con una performance fenomenal: tiene 38 puntos y dos encuentros menos que sus perseguidores Real Madrid (36) y Barcelona (31).

Además el Aleti está clasificado a los octavos de final de la Liga de Campeones, instancia en la que es favorito frente al Chelsea.

“En las últimas dos oportunidades (ante el Cornellà y la Cultural Leonesa) no pudimos interpretar de la mejor manera cada partido. Siempre buscamos ganarlo, está claro, pero siempre el rival en las dos eliminaciones que hemos tenido ha merecido pasar», precisó Simeone.

En el club de Madrid remarcan que tiene contrato hasta 2022 y creen que lo cumplirá. Y algunos medios remarcan que los dichos de Simeone lograron que se hablara más de su continuidad que de la bochornosa caída que había sufrido el equipo. Con intención o no, habría sido una suerte de bomba de humo para escapar lo más rápido posible de un momento difícil.

Simeone lleva 502 partidos al frente del Atlético, con 303 victorias, 115 empates y 84 derrotas. De su mano, el equipo obtuvo la Liga española (2014), la Supercopa de España (2014), Copa del Rey (2013), la Liga de Europa (2012 y 2018) y la Supercopa de Europa (2012 y 2018).



Fuente: Clarin.com

Compartir