Diego Simeone y otra final para agrandar su leyenda en el Atlético de Madrid


Ningún entrenador ganó más partidos que él dirigiendo al Atlético de Madrid. Ningún DT consiguió más títulos que él en el banco del equipo colchonero. Y ahí está otra vez, ante una final. “Las finales se ganan”, dirá Diego Simeone como quien escupe una frase hecha. Y disfruta de ese vértigo entre el bien y el mal.

La Liga quedará en Madrid. Será para el Aleti, que llega puntero, con ventaja y depende de sí tras redondear una campaña fenomenal en la que se sostuvo en lo más alto de punta a punta. O será para el Real Madrid, que tuvo altibajos de arranque, ganó confianza de la mano de Zinedine Zidane y llegó a tiro a la última jornada tras apostar todo a la Champions y quedarse afuera en semifinales.

El Atlético de Madrid llega a la definición con 83 puntos, dos más que el merengue. Si le gana al Valladolid como visitante gritará campeón sin necesidad de mirar lo que ocurra en Valdebebas. Un empate del equipo del Cholo le serviría solo si no gana el Real Madrid, ya que si lo iguala en puntos se quedará con el título por los resultados de los enfrentamientos directos: 2-0 en la primera ronda para los blancos y 1-1 en el Wanda Metropolitano.

Zidane y Simeone llegan cabeza a cabeza a la última fecha. (Reuter)

Zidane y Simeone llegan cabeza a cabeza a la última fecha. (Reuter)

En este juego hay un intruso determinante: Valladolid. Sergio González, el DT del equipo que está décimo noveno bien podría usar la misma frase de Simeone: “Es una final y la finales se ganan”. Aunque su mirada de cara al choque que marcará si desciende o logra mantener la categoría es menos ambiciosa: «De la carambola que necesitamos, lo que más difícil me parece es ganar nosotros», resumió.

Sergio González, DT del Valladolid. (DPA)

Sergio González, DT del Valladolid. (DPA)

Valladolid, que ganó 5 de los 37 partidos que jugó, no solo necesita superar al líder del torneo (con el empate desciende) sino que deberá esperar que Elche no gane ante el Athletic Bilbao o que Huesca no sume de a tres frente a Valencia.

“Yo compré el club con dinero de mi bolsillo, no hay ninguna inversión externa, no hay ningún fondo de inversión, no tengo socios. Es un proyecto mío y me encanta que sea así», dice Ronaldo en la serie que DAZN estrena el jueves y cuenta parte de la nueva vida del Fenómeno, que es el accionista mayoritario del club y, según dicen en España, les prometió 150 mil euros a cada futbolista si logran mantener la categoría.

En simultáneo, desde las 13, llegará la hora de la verdad en el estadio Municipal José Zorrilla de Valladolid y en el Alfredo Di Stéfano de Valdebebas donde el Real enfrentará a un Villarreal que piensa en la final de la Europa League del próximo miércoles ante Manchester United y posiblemente guarde a sus mejores piezas.

Aunque también tiene algo por lo que pelear en la Liga: está séptimo, por ahora ingresa a la Liga Conferencia, pero tiene 58 puntos, los mismos que Betis (mejor diferencia de gol) y uno menos que Real Sociedad, los dos equipos que están accediendo a la próxima Europa League.

Si empatan en puntos, Real Madrid será campeón por el 2-0 como local y el 1-1 de visitante. (AFP)

Si empatan en puntos, Real Madrid será campeón por el 2-0 como local y el 1-1 de visitante. (AFP)

Si el Aleti grita campeón conseguirá su undécimo título de Liga, el segundo de la era Simeone que llegaría a ocho trofeos: ya tiene una Liga, una Copa del Rey, dos Europa League, dos Supercopas de Europa y una Supercopa de España. Si el campeón es del equipo de Zidane, sumará el trigésimo quinto título a nivel local.

¿Cómo aislarse y pensar solo en lo que ocurra en su partido?, le consultaron a Simeone. “Como lo hemos hecho durante toda la temporada –respondió-. Siempre hemos buscado estar inmersos en lo que nos pasa a nosotros. Nuestro partido es el único que nos ocupa, lo único que es responsabilidad nuestra».

Con las ausencias de Thomas Lemar, marginado por tercer partido consecutivo por una lesión en el muslo izquierdo, y Stefan Savic, por cinco tarjetas amarillas, para la final en Valladolid, el Cholo hará un solo cambio con respecto al triunfo agónico ante Osasuna: el ingreso de Josema Giménez por Savic. El equipo sería: Jan Oblak; Kieran Trippier, Giménez, Felipe Monteiro, Mario Hermoso, Saúl Ñíguez; Marcos Llorente, Koke; Ángel Correa, Yannick Carrasco; y Luis Suárez.

«Entendemos que siempre, a un partido, todo es posible. Y, evidentemente, la necesidad del Valladolid es diferente a la nuestra, pero igual en cuanto a objetivos importantes para cada uno. Cada uno jugará con sus armas para llevar el partido donde cree que será mejor. Es una final donde dos equipos luchan por diferentes objetivos, pero muy importantes y los dos dejarán la vida para llevarse ese objetivo«, remarcó el Cholo.

A Zidane le preguntaron más sobre su continuidad que sobre el posible título. «Al final lo más importante no soy yo u otra persona. Lo más importante es el equipo, el partido de mañana, lo que queremos conseguir, es lo único que nos anima. Hemos cambiado la situación y ahora estamos llevando esto hasta el último partido. Vivimos para estas emociones«, resumió el francés.

Trescientos quince partidos ganó Diego Pablo Simeone como entrenador del Atlético de Madrid. En febrero, dejó en el camino a Luis Aragonés y superó su récord, de 308. Necesitó 100 partidos menos que el español. Dirá el Cholo que el más importante es el que viene. 

Mirá también



Fuente: Clarin.com

Compartir