Daniel Angelici: «No renuncié porque Ameal no me llamó y no les podía dejar la AFA a Tapia y Moyano»


Coronavirus, pelota parada y rosca. Un cóctel complicado para la economía del fútbol. En este contexto, se tejieron mil especulaciones durante una cuarentena con final incierto. Hasta que los dirigentes… ¿cortaron por lo sano? Este martes, tal cual adelantó Clarín, le bajarán la persiana a la temporada 2019/2020, suprimirán los descensos por dos años, permitirán dos ascensos y se encaminarán a un torneo de 26 equipos en 2021. Será de 28 participantes en 2022. ¿Y después? La AFA dirá. Será una decisión aceptada a regañadientes por algunos clubes, entre ellos Boca, que está en contra de esta reestructuración pero no podrá votar en la reunión virtual de mañana porque Daniel Angelici sigue como vicepresidente primero en la calle Viamonte. Y el ex presidente de Boca le explicó por qué a este diario: «No renuncié porque Ameal no me llamó y no les podía dejar la AFA a Tapia y de Moyano: yerno y suegro, chau fútbol”.

Queda expuesta claramente una vez más la fuerte disputa personal que hay entre Jorge Amor Ameal, el presidente de Boca, y su predecesor en el cargo hasta hace unos meses nomás. Claro que esta interna hace ruido en la entidad madre del fútbol argentino y, sobre todo, en las entrañas de la Bombonera. Y salpica a Claudio Tapia y a Hugo Moyano.

Mirá también

Angelici entregó el mando en Boca el 19 de diciembre pasado, pero el nuevo mandamás asumió formalmente tres días después. No se vieron. El propio Ameal no había aceptado el saludo de Christian Gribaudo, ex secretario general y candidato por el oficialismo. “Hicieron campaña sucia”, disparó el flamante titular de Boca, enojado por las idas y vueltas que hubo en torno a las elecciones que lo consagraron el 8 de diciembre junto a Mario Pergolini y Juan Román Riquelme​, nada menos.

Y este domingo, consultado por Clarín, reveló: “Boca tiene voz, pero silenciosa. No podemos votar el martes porque Angelici sigue siendo vicepresidente de la AFA. Debería haber renunciado; es lo que corresponde políticamente”.

Danel Angelici, Claudio Tapia y Hugo Moyano, en julio de 2019.

Danel Angelici, Claudio Tapia y Hugo Moyano, en julio de 2019.

Angelici se había mantenido en silencio hasta ahora. Dice que está tratando de ocuparse de sus empresas, las que tuvo “abandonadas” durante su gestión en Boca. Que habla todos los días con Mauricio Macri​, quien también dejó en diciembre el máximo cargo ejecutivo de la Argentina. Y que no renunció a su puesto en la AFA porque «Ameal no me llamó».

En diálogo con Clarín, el ex presidente arremetió: “Yo di un paso al costado en la Asociación Mundial de Clubes, que era un cargo para Boca de parte de la FIFA. Pero si me iba de la vicepresidencia de la AFA, el puesto no hubiera sido para Boca, sino para el vicepresidente segundo, que es Moyano. Y yo no renuncié porque no podía dejar la AFA en manos de Tapia y de Moyano: yerno y suegro, chau fútbol”.

Mirá también

Angelici era el brazo articulador de Macri en el fútbol. Y la llegada de Tapia a la AFA tuvo el impulso del entonces hombre fuerte de Boca. Eran tiempos en los que el ex mandamás de Barracas Central y su suegro, líder de los camioneros, mantenían lazos políticos con el ex presidente de la Nación.

Se encargaron de destruir todo lo que armamos. Ahora quieren volver a 30 equipos. Hace un año que no voy a la AFA porque no estoy de acuerdo con sus manejos. Cuando vi que le daban tanto lugar a (Marcelo) Tinelli, me abrí. Desde entonces, no hablo con Tapia”, sacudió Angelici. Chiqui logró sobrevivir al cambio de mando en la Rosada. 

Mirá también

La flamante dirigencia de Boca había pensado en Roberto Digón, vicepresidente tercero del club, para ocupar el cargo de Angelici. No obstante, el ex presidente azul y oro se ampara en una condición reglamentaria. El estatuto de la AFA, en su artículo 5, especifica que todos los miembros del Comité Ejecutivo deben tener cargos en los clubes que representan. Pero esa premisa no corre para el presidente y sus vice. “Si Ameal me hubiera llamado y me hubiera pedido la renuncia, yo habría dado un paso al costado. Pero peor hubiera sido darle mi lugar a Moyano”, enfatizó Angelici.

Mirá también

El escenario se modificará en la Asamblea del 19 de mayo, cuando será oficializada la “nueva” conducción de la AFA con los “viejos” dirigentes, pero ya sin Angelici. Tapia conseguirá sostenerse en el histórico sillón de Julio Grondona hasta 2025 y habrá un esquema remasterizado en el Comité Ejecutivo.

Habrá seis vicepresidentes: Ameal, Rodolfo D’Onofrio (River), Marcelo Tinelli (San Lorenzo), Moyano (Independiente), Marcelo Achile (Defensores de Belgrano) y Guillermo Raed (Mitre de Santiago del Estero). Víctor Blanco​ (Racing) seguirá siendo el secretario general.

Mirá también

En simultáneo, comenzará a funcionar la Liga de Fútbol Profesional, que barrió a la Superliga que gestó Angelici, con Tinelli como presidente. Lo acompañarán Cristian Malaspina (Argentinos Juniors), Hernán Arboleya (Lanús) y Mario Leito (Atlético Tucumán) como vices. En los papeles, esta estructura será oficializada en la Asamblea del mes próximo. En los hechos, ya está en acción.

Ameal alza la voz contra el multitudinario campeonato que se viene: “Siempre hablamos de un torneo de 20 equipos. Si los ascensos se van a definir en la cancha, ¿por qué el tema de los descensos se resuelve por escritorio? ¿A quién le vamos a vender un torneo de estas características en el mundo?”. D’Onofrio (River tampoco forma parte del antiguo Comité Ejecutivo, aunque por decisión propia), Andrés Fassi (Talleres) y Juan Sebastián Verón también se expresaron en este sentido.

¿Ameal aceptará el cargo de vicepresidente de la AFA en este escenario? Con Angelici, en cambio, dice que no tiene «nada que hablar, porque ya lo hicieron las urnas».

Reclamo por los ascensos

No habrá descensos, pero sí ascensos. Sucederá en todas las categorías hasta 2021. Pero hay nerviosismo. Especialmente, en la Primera Nacional. Roberto Sagra, presidente de San Martín de Tucumán, lanzó: “A San Martín y a Atlanta nos quieren bajar en el escritorio. Vamos a presentar una nota en la AFA”.

El dirigente considera que deberían darles el ascenso a su equipo, puntero de la Zona 2, y a Atlanta, líder de la Zona 1. “¿Por qué deberíamos jugar Atlanta y San Martín por un ascenso, mientras se dejan sin efecto los descensos? Es una situación de injusticia para quienes tenemos méritos deportivos. No nos tienen que castigar. Yo no tengo problema en que, si es posible, juguemos todos. De lo contrario, se discrimina a mis jugadores”.



Fuente: Clarin.com

Compartir