¿Cuánto tiempo piden futbolistas para regreso Liga Betplay? Análisis | Futbol Colombiano | Liga BetPlay



¿Cuánto tiempo piden futbolistas para regreso Liga Betplay? Análisis | Futbol Colombiano | Liga BetPlay 1

La pandemia del coronavirus covid-19, que paralizó al mundo y por supuesto también al fútbol, ha ido dando paso lentamente a la expectativa de una normalización que anhelan los clubes y los propios futbolistas también añoran.

Recientemente, en reunión con el Ministro de Deporte, los jugadores, con mediación de Acolfutpro, señalaron el 25 de mayo como la fecha señalada para el regreso a la competencia. Desean, como todos, salir del encierro y empezar a avanzar hacia la normalización. Pero ¿están listos? ¿Qué debe pasar para que estén físicamente aptos para ir a las canchas?

Mientras se debate el tema logístico y se deciden temas como la implementación del protocolo de Dimayor o la decisión de jugar en una o en varias canchas, a los protagonistas de esta historia les corresponde casi únicamente dedicarse a recuperar el tiempo perdido, que entre unas cosas y otras será de casi dos meses. ¿De cuántos días hablamos? Responden los especialistas.

“Las capacidades físicas, condiciones como fuerza, resistencia aeróbica y velocidad luego de este periodo de desentrenamiento que lleva alrededor de 2 meses, necesitaría en teoría por lo menos de 4-6 semanas para volver a tener las adaptaciones que teníamos antes, pero cada caso hay que individualizarlo”, explicó el doctor Christian Quiceno, jefe médico de La Equidad.

En esa misma línea está Sebastián Botero, fundador de Fisioláser y uno de los fisioterapeutas que intervino en la recuperación de Juan Guillermo Cuadrado. “En casa juegan muchas cosas porque los recursos son limitados, se trabaja la parte cardiovascular con caminadoras, bicicleta, elípticas, lazo, etc. El fortalecimiento se trabaja con pesas, mancuernas, algunos tienen máquinas de gimnasio y eso ayuda. Pero realmente nunca compensará el trabajo especializado de las sedes deportivas, con mediciones musculares, velocidad de respuesta, aceleraciones, masas musculares y demás cualidades. Es cierto que no se pierde todo el trabajo físico previo en casa pero no compensa”, comentó.

Ese trabajo específico, para el doctor Quiceno, un tema muy sensible: “Posiblemente tengamos al regresar muy buenos atletas pero desadaptados totalmente al balón con el agravante que casi nadie pudo hacer un control objetivo del entrenamiento de la velocidad aspecto primordial en el fútbol. Por lo que diría que no antes de 4 semanas alcanzarán están adaptaciones fisiológicas”.

En casa, claramente, solo se hace lo que se puede: “Se trabajó inicialmente todo lo posible para no perder las capacidades físicas, en los espacios que tenía cada uno se planificó cargas de trabajo, mucho énfasis en trabajos de fuerza general y específica, trabajando y mejorando los puntos débiles de cada jugador. También se realizaron actividades para no perder mucho la condición aeróbica, fue un trabajo multidisciplinario. Ahora que retornamos al campo lo fundamental será el entrenamiento de la velocidad con énfasis con trabajos con balón para volver a retomar esa sensibilidad y adaptarnos lo más rápido y seguro posible”.

¡Que el afán no genere lesiones!

Uno de los peligros de acelerar el regreso a las canchas, después de una para tan larga y sin tener certeza de que el grupo completo llega en las mismas condiciones físicas, es el riesgo de lesiones.

“El mayor problema que nos vamos a enfrentar es a las lesiones musculares, de por si estas lesiones son la más frecuentes en el fútbol, con mayor incidencia en el grupo de los isquiotibiales; si antes se lesionaban, muscularmente hablando, estando entrenados se pueden imaginar ahora que estamos con todo este desentrenamiento tan prolongado y no tenemos las adaptaciones necesarias para disminuir el índice de estas lesión musculares”, explicó Quiceno.

“Todas las lesiones tienen factores de riesgos y son mutifactoriales pero en el caso específico de las lesiones musculares un parámetro fundamental es la fuerza y sobre todo la fuerza excéntrica, la cual no se pudo entrenar idealmente. Si sumamos que no se pudo realizar el entrenamiento de la velocidad que es fundamental para tener adaptaciones musculares… El Sprint es el mayor efecto protector para las lesiones musculares y no lo son los ejercicios de fuerza aislada que realizábamos en la casa”, añadió.

“Si se apresuran para sacar muy rápido los jugadores a la competición hay riesgos de tendinitis, sobrecargas musculares, desgarros, esguinces por malas fuerzas, desbalances musculares por trabajar mucho algunos grupos musculares y olvidar otros, y en general todos los riesgos de fatiga muscular que no se maneja bien. Además está el manejo del estrés que hacen sicólogos deportivos en neurotraining y la tolerancia a la frustración y la presión del juego, que en esta pausa se ve truncado”, complementó Botero. 

¿Qué hacer? Julio Charales, preparador físico 2 de Millonarios, sugiere un primer método: “para regresar a campo, mi modesta opinión es realizar un trabajo de optimización preventiva, realizar ejercitaciones con base en el modelo de juego, donde el jugador vuelva a adquirir esa toma de decisión, donde interactúe con sus compañeros, gane de nuevo sensibilidad con el balón y tenga muchas interacciones, porque en casa se hace trabajos coadyuvantes, analíticos, sin toma de decisiones, en un entorno no ideal para el deportista. La recomendación de los preparadores físicos es que en el regreso se realicen trabajos de baja intensidad, preventivos y aeróbicos para que no aparezcan lesiones, y progresivamente ir aumentando la intensidad”, dijo.

Es la misma preocupación que a partir del momento en que se autorice el regreso a las sedes de los clubes, tendrá el Dr Quiceno en La Equidad: “Tenemos que tener en cuenta muchas variables, realizar varias medidas objetivas con dispositivos para evaluar la fuerza y los GPS para evaluar aceleraciones y desaceleraciones y cuando vamos alcanzando la velocidad máxima que es individual para cada jugador y lo más importante de todo esto es retornar a la carga crónica y esto requiere tiempo”, detalló.

Su hoja de ruta es clara: “En mi caso, haremos unas evaluaciones individuales para obtener datos objetivos de cómo llegaron y así realizar una planificación detallada de entrenamientos que abarque todos los aspectos relacionados con la especificidad del fútbol. Para mí el gran problema será volverse a adaptar al juego y tener la sensibilidad con el balón”, concluyó.

Los especialistas consultados por FUTBOLRED coinciden en que el reacondicionamiento de los jugadores no tardará menos de cinco semanas, por lo cual las cuentas del 11 de julio como posible fecha de regreso de la Liga Betplay serían acertadas. Puede pasar que el covid-19 y el Gobierno nacional en su obligación de cuidar antes que nada la salud de los ciudadanos, incluyendo a los actores del fútbol, cambien los planes. Será otro escenario. El de hoy, de la mano de los especialistas, es disciplina, dedicación y paciencia. La risa, más que nunca, será mala consejera.



Fuente: Futbolred

Compartir