Coronavirus I El Gobierno alemán concede una ayuda de 300 euros a todos los niños para luchar contra la parálisis económica



Coronavirus I El Gobierno alemán concede una ayuda de 300 euros a todos los niños para luchar contra la parálisis económica 1

El Gobierno de Angela Merkel ha concedido unas ayudas especiales de 300 euros para los padres de todos los niños alemanes (unos 18 millones) con motivo de la parálisis económica que ha provocado en el país la pandemia del coronavirus.

Los progenitores recibirán el dinero por cada hijo directamente del Estado sin tener que solicitar la bonificación, ya que se pagará automáticamente a todos los niños empadronados en suelo alemán. Con esto se busca fomentar el consumo y evitar que los más pequeños sufran lo menos posible el parón económico.

La Oficina de Beneficios Familiares será la encargada de abonar estos pagos que se harán en dos meses: 200 euros en el mes de septiembre y 100 en octubre.

‘Kindergeld’

Esta ayuda se une al ‘Kindergeld’, la bonificación mes a mes que otorga el Gobierno alemán por cada hijo independientemente de los ingresos de los padres. Estas prestaciones se dan hasta que se cumplen los 18 años, pero se amplía a los 21 si están inscritos como demandantes de empleo y no está cursando ningún tipo de estudio; y a los 25 cuando el hijo en cuestión está cursando algún tipo de formación ya sea profesional o universitaria.

En este caso, los ingresos van desde los 204 euros al mes para el primer y segundo hijo; 210 para el tercero; y 235 euros por cada hijo a partir del cuarto.

‘Bono coronavirus’

La experta en familias del Instituto Alemán de Investigación Económica, Katharina Spieß, explica más en detalle el por qué de los bonos infantiles por el coronavirus: “El bono infantil servirá para atenuar las nuevas necesidades de las familias, que ahora se enfrentan a nuevos gastos como la adquisición de mascarillas y geles desinfectantes hasta periodos de tiempo en los que los niños están en casa en lugar de ir al colegio”.

El Gobierno alemán sabe que este dinero no podrá alcanzar todas las necesidades pero “será una ayuda y al mismo tiempo estimulará el consumo de las familias, que debido a la incertidumbre económica están ahorrando más que normalmente, una actitud que no contribuye al impulso de la economía”, dijo Katharina.



Fuente: As.com

Compartir