¿CÓMO LLEGA? | El PSG se mide al Atalanta con menos rodaje pero más presión en su mejor oportunidad por el título


Kylian Mbappe, Neymar Jr
El PSG ha celebrado dos títulos en la última semana | Xavier Laine/Getty Images

El conjunto francés se presenta a esta recta final de la Champions League como un candidato serio a hacerse con el título. Clasificado ya para los cuartos de final después de su remontada al Borussia de Dortmund, emparejado con la Atalanta, que pese a su temporada no deja de ser debutante en la competición, y por el lado del cuadro en el que ningún equipo, como ellos, ha levantado la ‘Orejona’. En su contra jugará la falta de ritmo tras un largo periodo sin competir.

El París Saint-Germain, como el Olympique de Lyon y el resto de clubes franceses, dio por finalizada la Ligue 1 el pasado ocho de marzo. Tuchel y sus pupilos se marcharon al confinamiento después de lograr la clasificación para estos cuartos de final de la Champions League y con la esperanza de volver a competir pronto. Sin embargo, el próximo día 12, cuando salten al césped, habrán pasado cinco meses desde la última vez que escucharon el himno de la máxima competición europea.

Juan Bernat, Neymar
Neymar y Bernat dieron la victoria al PSG frente al Dortmund | UEFA – Handout/Getty Images

Si bien es cierto que los galos han jugado varios partidos amistosos frente a equipos de menor nivel y las finales de la Copa de Francia y la Copa de la Liga, el rodaje no es comparable al de un club que tras el confinamiento ha disputado trece jornadas de la Serie A. La Atalanta, además, ha completado un buen final de curso con nueve victorias, tres empates y la última derrota frente al Inter de Milan, consolidándose como el equipo más goleador de la liga italiana.

En cuanto al ritmo de competición es indiscutible que los parisinos están por debajo de su rival y les sucede lo mismo respecto a la presión. La Atalanta vive su primera temporada en la Champions League y para ellos ya es un éxito haber alcanzado los cuartos de final, lo que permite a los futbolistas jugar mucho más liberados y eso a partido único se puede notar. En cambio, no es ningún secreto que por muy buen momento que atraviesen los italianos, la plantilla de los franceses es muy superior si comparamos hombre a hombre.

Neymar Jr, Kylian Mbappe, Marco Verratti
El PSG ya ha levantado tres trofeos esta temporada | Jean Catuffe/Getty Images

La portería tiene nombre y apellidos con Keylor Navas, y mucho más tras su gran actuación en el último partido de los franceses. El costarricense tiene más experiencia que todo el equipo rival en la Champions League y eso antes o después se nota. El centro de la defensa será para Marquinhos y Thiago Silva, dos futbolistas que se entienden a la perfección después de muchos años compartiendo zaga en el PSG y en Brasil. Y en las bandas estarán Bernat, que fue uno de los hombres clave frente al Dortmund, y entre los jóvenes Dagba y Kehrer estará el lateral derecho.

El centro del campo estará compuesto por Gueye, el todoterreno de Tuchel, Leandro Paredes y Ángel Di María. Los dos argentinos han sido importantes a lo largo de todo el año, uno aporta seguridad y el otro verticalidad y dinamismo a la medular. Y por delante, si Mbappé está recuperado al cien por cien, estará en tridente que forman el francés, Mauro Icardi y Neymar.

Emmanuel Macron
El presidente de Francia felicitó a Neymar, Mbappé e Icardi por el título | Xavier Laine/Getty Images

El delantero galo se marchó lesionado del último duelo de su equipo y celebró el título con muletas, pero desde Francia informan que podría llegar para la cita europea. Entonces dependerá de Tuchel la decisión de si arriesgar o dar la oportunidad a Sarabia, por ejemplo. El brasileño es el jugador más desequilibrante del equipo esta temporada y el argentino, ya en propiedad del PSG al completo, es el hombre gol en Champions League.

Dejando de lado el rodaje, la presión y la plantilla del París Saint-Germain, los franceses tienen en el horizonte la que probablemente sea su mejor oportunidad para alcanzar, por fin, la final de la Champions League. Tuchel y sus pupilos no deberían desaprovechar esta ocasión, pero para ello primero deben sobreponerse a todos los condicionantes negativos que tienen, aprovechar todo su potencial y derrotar a una Atalanta que no les pondrá las cosas nada fáciles.



Fuente: 90min.com

Compartir