Cómo funcionó el protocolo de Vélez y que pasará con el jugador denunciado por violencia de género


El 30 de abril de 2018, Vélez se convirtió en el primer club del fútbol argentino en tener un Área de Violencia de Género. El viernes 13 de junio de 2020, por primera vez un jugador del plantel profesional fue denunciado por “agresión física” y “violencia verbal y psicológica”. En menos de 24 horas, la institución aplicó el protocolo correspondiente, se puso a disposición de la víctima y separó preventivamente del plantel al defensor Miguel Brizuela, denunciado en las redes sociales por la madre de su pareja, Melina Neto.

En el comunicado difundido por las redes oficiales del club se informó, además, que “la institución se pone a disposición de la UFIJ Nro. 23 descentralizada de Malvinas Argentinas, a los efectos que estime correspondiente». Y agrega: «De este modo, nuestro club refirma su compromiso como parte de la sociedad para erradicar la violencia contra las mujeres”.

Paula Ojeda, directora del Área de Violencia de Género del club, que depende de Departamento de Legales, le contó a Clarín: “Nos pusimos en contacto con la víctima, verificamos la existencia de la denuncia y le mandamos un informe al presidente Sergio Rapisarda, que enseguida tomó la decisión que es de público conocimiento”.

¿Qué pasará de ahora en más con el marcador central de 23 años que apenas disputó dos partidos en Primera División? En principio, la separación preventiva significa que ya no será de la partida en las actividades a distancia que realiza el plantel.

Además, Brizuela se fue de la casa que compartía con Melina en la noche del viernes, tras la radicación de la denuncia en una comisaría de San Miguel. Enseguida le aplicaron una perimetral por 90 días. El club reunirá luego el expediente judicial, el informe del plantel profesional y la evaluación del área de género. Recién ahí la Comisión Directiva podrá tomar la determinación de rescindirle el contrato o no al jugador. Brizuela renovó contrato con el club en enero de este año hasta junio de 2023. Justamente a partir de 2020, por iniciativa del área, todos los jugadores firman una cláusula de género.

Mirá también

Ojeda fue quien presentó el proyecto a la nueva Comisión Directiva encabezada por Rapisarda, electa en noviembre de 2017. Dos años después, y ante el primer caso, se activó el protocolo de manera rápida, decisiva y contundente. Quedó así expuesta la diferencia entre la reacción inmediata de Vélez y las posturas de Racing en el caso de Ricardo Centurión, y de Boca con Sebastián Villa.

El protocolo abarca las problemáticas de violencia de género​, discriminación, hostigamiento, acoso y abuso sexual para todas las relaciones humanas que se desarrollen en la institución. El principal objetivo es “un club libre de discriminación y sin violencia”.

Desde su creación, el área a cargo de Ojeda intervino en pequeñas situaciones que se produjeron en el club, pero la más impactante fue cuando fueron asesinadas la hermana y la sobrina de Fernando Iglesias, entrenador de handball, en marzo de este año. Enseguida se le brindó asesoramiento legal y contención. “Todavía seguimos patrocinando a la familia de Cristiana y Ada por el doble femicidio, pidiendo perpetua para el asesino”, remarcó la abogada.





Fuente: Clarin.com

Compartir