Champions vs Europa League: el juego de las millonarias diferencias


Los torneos largos en las grandes plazas del fútbol europeo (España, Inglaterra, Italia, Alemania, Francia) pueden llegar a volverse tediosos o casi sin gracia en algunos casos para el observador externo. Basta con que se corten uno o un par de equipos bien arriba como para que, con el transcurrir de las interminables fechas, lo que transcurre parezca perder trascendencia. Pero eso es solo si uno se cierne a la pelea por el primer lugar.

Porque más allá del título o los descensos, que pueden llegar a determinarse con unas cuantas fechas de anticipación (dependiendo de la competitividad de cada certamen) en el Viejo Continente, hasta el final hay una lucha que se mantiene intacta: la de las clasificaciones a la Champions o a la Europa League.

Acá sí, un punto más o un punto menos en el largo recorrido pueden determinar el futuro de un equipo para la próxima temporada. Y no solo por lo deportivo: hay diferencias millonarias entre estar en la Champions o en la Europa League. Y ni hablar para el que se quedó afuera de las dos competencias, que sabe que para el torneo siguiente quedará con muy pocas chances de armar un equipo para dar pelea.

Mirá también

En el juego de las millonarias diferencias se puede entender la celebración del Manchester United y de Chelsea en Inglaterra; de Sevilla en España; o esa lucha encarnizada que se da en Italia donde, a falta de dos fechas, Lazio finalmente se deshizo de Roma en la clasificación a la Champions.

Más allá de que los equipos mencionados hace semanas no pelean por el título, haberse clasificado al torneo más importante de Europa otorga un plus significativo. Y está claro que no es sólo una valoración deportiva. La diferencia monetaria es impresionante. Y en tiempos de pandemia, con economías corroídas por la falta de competencia durante meses, más aún.

Sorteo de los cuartos de final de la Europa League, realizado en Suiza. (Foto: DPA).

Sorteo de los cuartos de final de la Europa League, realizado en Suiza. (Foto: DPA).

El vistazo preliminar es sumamente impactante. La Champions League reparte en toda la competencia actual, poco más de 2000 millones de euros. La Europa League, poco más de 500. Hay un 75% de diferencia entre ambos torneos.

La Champions distribuye entre los 32 equipos en la primera fase de grupos 489 millones de euros. Un promedio de poco más de 15 millones por equipo. Solo la cifra de esa primera fase equipara al reparto total de la Europa League, que en esa primera instancia reparte unos 140 millones. Un promedio de poco más de dos millones y medio para cada uno de los 48 equipos participantes.

Además de la cifra base que se recibe, por cada partido en la Champions League hay bonus: 2.700.000 euros para el equipo ganador y 900 mil euros por empatar. El total extra a repartir es de 585 millones, solo por partidos de la primera fase.

Mirá también

Por clasificarse a los octavos de final, la Champions asegura un ingreso de 9 millones y medio de euros por equipo. Si se pasa a cuartos de final se habrá engrosado la cifra en 10 millones y medio más. Por clasificarse a semifinales, 12 millones, y si se llega a la final, 15 millones más. Y el ganador de la final se lleva un bonus de 4 millones de euros extra.

En la Europa League, los premios son más modestos. Por clasificar a los 16avos se recibe medio millón de euros; el pase a octavos significa un incremento de 1,1 millón de euros. Clasificarse a cuartos de final: 1 millón y medio de Euros. Y a semifinales, 2 millones y medio. Llegar a la final se premia con cuatro millones de euros y en lo único que se equipara con la Champions es en el bonus que se lleva el campeón: cuatro millones.

Festejo de Basaksehir, el flamante campeón turco que está en octavos de final de la actual Europa League y que aseguró el pasaje a la Champions del año próximo. (EFE)

Festejo de Basaksehir, el flamante campeón turco que está en octavos de final de la actual Europa League y que aseguró el pasaje a la Champions del año próximo. (EFE)

Se calcula que el campeón de esta edición de la Champions League recibirá en el acumulado (por participar y por premios de UEFA) cerca de 80 millones de euros. Mientras que el de la Europa League embolsará en total unos 20 millones. Poco más que cada uno de los 32 equipos que participaron en la primera fase de Champions.

Después hay más plata para repartir. La Supercopa europea (la disputan los ganadores de ambos torneos) ofrece 3.500.000 euros a los dos participantes y hay un bonus de un millón más para el ganador.  

Pero esto no es todo. Los equipos participantes reciben un extra de ingresos por coeficiente y los ingresos por derechos televisivos, que varía en función del país y las posiciones ocupadas en las anteriores ligas.

Mirá también

La Champions League reparte un extra por coeficiente de 585 millones de euros y 292 millones más por Market Pool que se distribuye según el valor proporcional de cada mercado televisivo, representado por los clubes que forman parte de la competencia. Es una cifra que difiere según la Federación y según la cantidad de partidos que juegue cada equipo.

La mitad de la cantidad que representa el valor de cada mercado se divide entre los clubes en función de sus actuaciones en la competencia local previa. Por ejemplo, en España: el 40% de ese pozo le corresponde a Barcelona, que terminó primero en la Liga del año pasado; el 30% a Atlético Madrid, que culminó segundo; el 20% a Real Madrid, que finalizó tercero; y el 10% a Valencia, que resultó cuarto.

Más allá de la gloria deportiva, clasificar a la Champions no es lo mismo que a la Europa League. Está claro: pertenecer tiene su premio.

FK



Fuente: Clarin.com

Compartir