Caruso Lombardi, sobre las escuchas: «Tinelli buscaba mandarme al descenso»


En una de las escuchas de los diálogos entre Marcelo Tinelli y Julio Grondona, grabadas en 2013, el entonces vicepresidente de San Lorenzo hace referencia a Ricardo Caruso Lombardi, en aquel momento conductor de Argentinos Juniors. Lo cataloga como «rompehuevos» y afirma que quiere que lo dirijan árbitros «como Ceballos, Pablo Díaz o Loustau». El actual entrenador de Belgrano de Córdoba respondió pocas horas después de la difusión.

«Hay que buscar muchas cosas. No sé cómo va a afectar a estos árbitros que les diga lacras. Llamen a cualquiera de los que los nombró, nunca compartí un café. El en la charla habla de Delfino todo el tiempo, y en otro también. Delfino dijo que es hincha de San Lorenzo», aseveró Caruso.

«El pide un árbitro para San Lorenzo-Argentinos, y primero pidió cambio del árbitro. Con Argentinos peleábamos el descenso. ¿Por qué pidió un referí para ese partido?», se preguntó el DT.

«Yo me había enterado de que había ofertado un premio muy importante al plantel de San Lorenzo para ganarnos a nosotros. Me quería ganar. Cuando él llega a la cancha, estaba solo agarrado de una puerta, me dice ‘qué hacés, animal’. Yo le digo ‘¿No te da vergüenza ofrecer un premio para ganarnos a nosotros? ¿Tantas ganas tenés que nos vayamos al descenso?’. El me dice ‘nada que ver’. ‘Te salió mal el pedido’, le dije en la cara», relató Lombardi.

«En otro audio dice ‘vamos a ayudar al Rojo’. Hay otra escucha en la que vuelve a pedir a Delfino para jugar con Independiente. Lo mata a Trucco. El siempre pide que le pongan a Germán. Entre semana  yo dije ‘cómo puede ser’, le metí palos a él y a Pizzi, que era una vergüenza que sacaran a cuatro titulares contra Independiente. Me tienen que pedir disculpas los periodistas que decían que Caruso lloraba. Después, le ganó 1 a 0 a Independiente, nosotros le ganamos a River y se fue Independiente al descenso. Él buscaba mandarme al descenso con Argentinos, no hay otra», apuntó Caruso en la Oral Deportiva.

«El le tiene que rendir cuentas a los árbitros. Si va a ser el número uno de la Liga, va a tener que llamar a Trucco, a Rapallini, a Loustau, que les pida perdón. Yo sabía que andaba enloquecido con ese partido», recordó Caruso. Aquel encuentro entre San Lorenzo y Argentinos terminó 1 a 1.

Mirá también

«Yo sabía que me quería mandar al descenso. Ellos no me echaron, ellos estaban haciendo cosas que a mí no me gustaban, y me enteraba. Sabía que iba a prender la tele y Viggo Mortensen hablaba mal de mí. Yo me enojo porque a mí me dejan afuera. Hubo tres partidos que a mí me extrañaba cómo me dirigieron los árbitros, pero no dije nada. Hasta puedo pensar que hicieron cualquier cosa para que me vaya», sospechó Caruso.

«Antes de empezar el campeonato yo le dije que si él quería yo me iba. Faltaban ocho días para empezar el torneo y tenemos ocho jugadores, y me insiste que me quede, y el equipo lo armamos juntos», aseguró el entrenador.

«Nosotros habíamos desistido del juicio. Él me pide que me calle porque lo estaba sacudiendo. Y después me preguntó si me gustaba el equipo que había armado. Le dije que al año siguiente iba a ser campeón. Después, me dijo: ‘Tenías razón’. En ese campeonato con Argentinos le ganamos 3 a 0», dijo Caruso.



Fuente: Clarin.com

Compartir