Brooks Koepka confesó lo caro que le salió desafiar a Michael Jordan: «Nunca más le hago una broma»


Michael Jordan es un competidor feroz. Lo saben desde siempre los fanáticos del NBA y desde hace unas semanas, gracias al documental The Last Dance, todos los que disfrutaron cada capítulo ya estrenado de la serie de Netflix. Y también es sabido que esa competitividad nata del gran MJ excede al básquetbol. Él es un obsesivo por ganar cualquier reto o duelo que se le presente, en especial en un campo de golf, un deporte que disfruta y practica habitualmente. Su compatriota Brooks Koepka lo confirmó hace unos años, cuando disputó una ronda con la leyenda de los Chicago Bulls en Florida.

«Yo iba ganando por un golpe en el tee del 17° hoyo. Los dos habíamos estado hablando ‘basura’ durante todo el día, aunque Michael venía mucho más callado en los últimos hoyos. En ese momento le dije ‘Ahora te tengo donde yo quiero’«, contó Koepka, actual número tres del ranking mundial, en una entrevista con SportsCenter.

Mirá también

¿Cuál fue la respuesta de Jordan? «Es el último cuarto, cariño, y yo nunca pierdo. Ni al golf». Y a continuación, le demostró a su compatriota por qué no es buena idea hacerlo enojar adentro de una cancha, no importa de qué deporte. Ganó el hoyo 17 y también el siguiente, para llevarse el triunfo.

«Desde esa vez no hemos jugado más, pero espero tener mi revancha pronto. Aunque probablemente no le voy a meter presión ni a jugarle una broma como esa nunca más», comentó el golfista. Y agregó: «Me dio la mano y me preguntó dónde estaba mi cartera».

"No voy a jugarle una broma como esa nunca más", aseguró Koepka, número tres del mundo y campeón en 2019 del PGA Championships. Foto 
Patrick Smith/Getty Images/AFP

«No voy a jugarle una broma como esa nunca más», aseguró Koepka, número tres del mundo y campeón en 2019 del PGA Championships. Foto
Patrick Smith/Getty Images/AFP

El enfrentamiento fue con apuesta de por medio, algo que Jordan también acostumbra a hacer cada vez que tiene la oportunidad. Esa es otra característica de su personalidad que dejó al descubierto uno de los capítulos de «The Last Dance».

El ex crack de los Bulls podía apostar a cualquier cosa, desde juegos de azar y cartas o competencias informales como lanzar monedas con el equipo de seguridad, hasta partidos de golf. Y aunque aseguró una y otra vez que nunca fue una adicción, sino algo que lo divertía, hay quienes aseguran que le dio más de un dolor de cabeza a lo largo de su vida.

Mirá también

Si de apuestas en el golf se habla, hay varios testimonios que demuestran que para Jordan era normal jugar por dinero. Richard Esquinas, un empresario de San Diego que solía enfrentarlo en ese deporte, escribió un libro titulado «Michael y yo: nuestra adicción al juego, mi llanto por ayuda”. Allí cuenta que el ex basquetbolista le debía casi un millón de dólares en concepto de apuestas por sus partidos.

Por otro lado, Charles Barkley, ex estrella de la NBA, contó una vez en una entrevista en un programa de radio estadounidense que Jordan no pisaba una cancha de golf si no había dinero de por medio y que llegó a apostar 300 mil dólares por un hoyo.



Fuente: Clarin.com

Compartir