Boca logró un triunfo agónico ante Avaí Kindermann y se clasificó a los cuartos de final de la Copa Libertadores femenina



Boca logró un triunfo agónico ante Avaí Kindermann y se clasificó a los cuartos de final de la Copa Libertadores femenina 1

Boca Juniors logró un triunfo agónico y muy trabajado en un partido caliente ante las brasileñas de Avaí Kindermann por 1-0 en la cancha de Vélez con un gol sobre el final de Yamila Rodríguez y se clasificó como líder del Grupo B a los cuartos de final de la Copa Libertadores femenina.

No la pasó bien el equipo que conduce Christian Meloni. Boca llegaba a la última fecha con la tranquilidad de saber que con el empate ya le alcanzaba para avanzar de ronda, pero desde el Nuevo Francisco Urbano de Morón -la otra sede del torneo que se disputa en el país- llegaban una a otra las noticias de los nueve goles que Santiago Morning le marcó a Deportivo Trópico (9-0).

Entonces Avaí Kindermann empezó a presionar, el empate no le servía y necesitaba un triunfo para eliminar a Boca. El equipo brasileño jugó mejor. Pero apareció la gran figura de Laurina Oliveros para sostener el cero en su arco y darles confianza a sus compañeras.

La arquera de Boca tapó un mano a mano clave en el primer tiempo y en el segundo se hizo enorme para sacar un cabezazo que iba adentro. Y también para dar seguridad ante cada centro que caía en el área. Fue figura.

A Boca le cuesta. La baja de Lorena Benítez en la mitad de la cancha (se rompió los cruzados con la Selección en la She Believes Cup en Estados Unidos) es una daga en el corazón de este equipo, el primer campeón del fútbol argentino femenino en la era semi-profesional.

Sin embargo, aunque no jugó bien y se apoyó en su arquera, Boca pudo sacar adelante el partido porque tiene jerarquía individual. A seis minutos del final, cuando Avaí Kindermann atacaba con peligro y merodeaba el gol, en una contra Carolina Troncoso armó una gran jugada por la derecha y envió un centro preciso para Yamila Rodríguez que puso la cabeza y selló el 1-0.

En el final, el partido se puso caliente. Laurina Oliveros (que estaba amonestada por una bajar afuera del área a una delantera rival) casi se toma a golpes de puño con Lelé, una de las atacantes del rival. Y más tarde, Andrea Ojeda también se llevó correctivo de las defensoras brasileñas por una falta dura contra una volante rival en la salida. Al final, Boca se aferró a un triunfo valioso y se metió en los cuartos de final donde chocará con América de Cali.



Fuente: Clarin.com

Compartir