Barcelona Messi tiene la palabra


Mañana domingo faltará un mes exacto para que Messi deje de ser oficialmente jugador del Barcelona. El contrato de Leo expira el próximo 30 de junio y en las oficinas del club blaugrana se va a vivir ese tiempo en tensión. El club ha hecho los deberes y le ha presentado a su buque insignia “la mejor oferta que dadas las circunstancias podíamos hacer”, según explicó el viernes el presidente Joan Laporta en su primera comparecencia pública.

En esa misma comparecencia reconoció el máximo dirigente blaugrana que a día de hoy es “moderadamente optimista” respecto a la continuidad de Messi, “que no está hecha, pero que va bien”.

A falta de un mes para que Messi deje de ser jugador del Barça federativamente, el club ya poca cosa más puede hacer. Leo está en Argentina con un esbozo de contrato ante el que él y sus asesores deben de responder. Laporta es consciente de que “Leo se merece más y puede conseguir más, pero sus ganas de hacer grande al Barça le hará valorar el esfuerzo del club”. No han trascendido los detalles de la propuesta, pero parece claro que se trata de un contrato a largo plazo que empezará pidiéndole al mejor jugador de la historia del club que se rebaje el sueldo.

La oferta, que a grandes rasgos adelantó TV3, propone una renovación por dos años, la posibilidad de que luego juegue en Estados Unidos ejerciendo de embajador del club y que cuando se retire se incorpore como miembro del área de fútbol del club. Resumiendo, menos dinero ahora, pero un contrato por más tiempo que llegaría más allá de su retirada como futbolista en activo.

Esta es la parte económica, en la que el Barça, en evidentes dificultades, no puede dar más. Luego está la deportiva y vital. En la deportiva, Laporta fue muy claro: “Lo primero que pide Leo es cariño, estar a gusto y pasárselo bien. Y para que eso pase, tiene que poder ganar. Está poniendo mucho de su parte. Leo quiere que volvamos a pensar en grande. Y en eso estamos”. En este sentido, Messi valorará el proyecto deportivo que se está construyendo desde la premisa de que se fía más de Laporta que de Bartomeu. “La diferencia entre el Leo que hace un año puso un burofax para irse y el Leo actual es que antes había otro presidente y ahora estoy yo”, afirmó Laporta en su rueda de prensa.

Escudo/Bandera Barcelona

A partir del lunes el proyecto deportivo sumará nombres, porque se anunciarán incorporaciones, entre ellas la de Kun Agüero, pero de ninguna manera quedará definido hasta que no se concrete quien lo dirigirá, las salidas y las rebajas de salario.

Mientras es Laporta el que trata más con el jugador, el resto de directivos y ejecutivos del club se dedican a la tarea de mirar de cerrar los aspectos legales con su padre y representante y los abogados que le asesoran. Tarea nada fácil. Un contrato como este tiene innumerables aristas. Messi es consciente de que el Barça está dándolo todo, pero eso no excluye una negociación que puede irse más allá del 30 de junio. La fecha en la que Leo, ni que sea temporalmente, dejará de ser jugador del Barça.



Fuente: As.com

Compartir