Barcelona: La moción de censura contra Bartomeu está al caer


La moción de censura contra Josep Maria Bartomeu está cerca de convertirse en una realidad. Varias plataformas barcelonistas, a instancia del exdirectivo de Laporta, Albert Perrín, se reunieron el jueves, según adelantó Catalunya Ràdio, para sentar las bases y coordinar una estrategia en común para iniciar una moción contra el actual presidente. Este mismo viernes se hará oficial la puesta en marcha de la moción en una rueda de prensa telemática.

A la espera de que algunos precandidatos de peso como Víctor Font –ya anunció que la apoyaría, aunque mostró algunas reticencias por la forma en que han gestionado la propuesta- o Joan Laporta se unan formalmente a esta iniciativa, el primer paso se realizará el miércoles 2 de septiembre, fecha prevista para recoger las papeletas de las firmas en las oficinas del club. Los impulsores confían en poder disponer de unas 33.000 como mínimo.

A partir del día siguiente a la recogida de firmas, se inicia el pistoletazo de salida de la moción de censura. En total contarán con catorce días hábiles, es decir, de lunes a viernes, para reunir un total del 15% de socios del censo actual. Estamos hablando entorno unas 16.500 firmas que tendrían que recoger antes del 23 de septiembre.

Escudo/Bandera Barcelona

El proceso se complica sobremanera por culpa del coronavirus. Generalmente la recogida de firmas se concentra el día de partido en el Camp Nou, donde se aglutina una buena parte de la masa social del club, pero esta posibilidad se cercena en esta ocasión, al estar prohibido el acceso de gente a los partidos.

De ahí, que los promotores de la iniciativa hayan pensado en una estructura de más de 40 estands permanentes repartidos por Catalunya para recoger las firmas necesarias, aprovechando además el ‘calentón’ del socio tras el anuncio de la marcha de Leo Messi.

Si finalmente se consiguen las firmas necesarias y son validadas por parte del club, se iniciará la maquinaria ‘real’ de la moción, que implica una votación en la que se requiere un mínimo del 10% de la participación del censo y un 66% de votos en contra del presidente para que tenga éxito.

De hecho, la última moción de censura que logró superar el listón de las firmas fue la que impulsó Oriol Guitart contra Joan Laporta el 6 de julio del 2008. Logró ganarla, con 23.870 votos a favor por 14.871 en contra, pero no alcanzó el 66% necesario para aprobarla, al conseguir finalmente ‘sólo’ el 60,60% del apoyo.



Fuente: As.com

Compartir