Barcelona | El valor añadido de De Jong


Que Frenkie de Jong es indiscutible en el Barça de Koeman lo dicen sus números. Es el futbolista que más minutos ha jugado de la plantilla azulgrana (3.610′ en 41 partidos), incluso por delante de Messi (3.252′); y eso que el técnico de Zaandam ha intentado darle algún descanso en lo que va de temporada. De Jong es el jugador que más pases ha dado en LaLiga. Con 2.129, está por delante de Pedri (2.000), Busquets (1.880) o Kroos (1.895).

Pero es que Koeman, además, le ha encontrado un valor añadido a De Jong. Después del 1-4 ante el PSG y del 1-1 ante el Cádiz, el entrenador azulgrana le empezó a dar vueltas a la cabeza. Contra el Elche (3-0), el Barça tampoco estuvo bien. Algo había que hacer, y a Koeman se le ocurrió darle valor a los carrileros con el 3-4-1-2. En ese nuevo sistema, De Jong empezó jugando en la línea del centro del campo. Los tres centrales siempre eran puros (jugaron en esa posición Piqué, Mingueza, Lenglet, Umtiti y hasta Araújo cuando se recuperó). Pero Koeman dio un paso más. Fue en París. Para encajar a Griezmann en el once inicial, prescindió de uno de los centrales puros y colocó a De Jong de líbero. El experimento, pese a que el holandés sufre a veces en defensa por su falta de contundencia, ha funcionado. Y, además, tiene un valor añadido.

Escudo/Bandera Barcelona

La presencia de De Jong permite que Koeman pueda mover piezas en cualquier momento para pasar al 4-3-3: retrasar a los laterales, adelantar a la posición de interior a De Jong para jugar con Pedri y poner tres puntas. Dos más abiertos y un nueve. De Jong está funcionando como líbero, pero el cambio tiene cierto sabor agridulce. Cuando Koeman pasó del 4-2-3-1 al 4-3-3, De Jong jugó sus mejores partidos como futbolista del Barça. Adelantó su posición y se convirtió en un jugador letal, que ya ha marcado seis goles, triplicando sus cifras de la temporada pasada y mejorando incluso al De Jong del Ajax. De Jong estuvo espectacular en los partidos de Copa ante Rayo y Granada, y en LaLiga y la Supercopa ante la Real Sociedad. Había sido Koeman el que se había inventado un nuevo jugador con llegada y el que ahora le pone el cinturón de fuerza para que juegue más retrasado. Pros y contras pero, en todo caso, el valor añadido de un jugador polivalente que permite a Koeman funcionar con dos sistemas. Ahora hay que ver si la gasolina le aguanta a De Jong. Entre su club (3.610′) y Holanda (765′), se monta ya esta temporada en 4.375′. Y queda la Eurocopa…



Fuente: As.com

Compartir