Barcelona | El Messi prepandemia


Messi estaba ahí. Aunque le está costando una barbaridad de disparos a puerta, porque ha perdido tino en el lanzamiento, y pese a que perdió 24 balones en el partido, el que más por delante de Alba con 17 (también porque es el futblista que más arriesga), el argentino volvió a ser decisivo en un partido. Por fin. Hacía nueve meses que el seis veces Balón de Oro no marcaba lo que los italianos llaman el ‘gol partita’, el que decide. Fue la semana antes de que se decretase el estado de alarma en España. El 7 de marzo, su gol de penalti ante la Real, que mantenía al Barça vivo en LaLiga en un partido con ciertas similitudes al de ayer, fue el último que había hecho de esas características.

Así que 21 jornadas de Liga después (y unos cuantos partidos de Champions también, hasta seis), Messi se liberó con el gol ganador. Abrazó a De Jong, a Pedri, y a todo el que pasaba por allí. Necesitaba ese 1-0 y, sobre todo, sabía que lo necesitaban sus compañeros, que siguen viendo en él el líder que tiene que levantar a este depresivo Barça. A Messi le costó. No se reconoce en los lanzamientos de falta directa, donde fue inofensivo para Aitor igual que la semana anterior se había estrellado en Cádiz, o ante Buffon contra la Juventus. Y su tremeda carga de tiros fue frenada por el portero del Levante (cinco veces) o rechazada por la defensa granota (tres). Hasta que, al fin, recibió de Frenkie de Jong, se acomodó el balón y cruzó con la precisión prepandemia.

De momento, el gol permitió respirar a un Barça apuradísimo que se lo jugó al todo o nada contra el Levante; y llenará de autoestima a Messi y al vestuario en vísperas de recibir a Real Sociedad y Valencia en dos partidos en los que se juega sus opciones de seguir vivo en la carrera por LaLiga y, sobre todo, de no meterse en líos en la lucha por los puestos Champions. El debate sobre si el Barça puede entregarse al argentino en partidos de máxima exigencia o debe readaptarse sigue ahí, pero reencontrarse con el Messi prepandemia es la noticia más feliz para los barcelonistas en vísperas de esta extraña Navidad.

 



Fuente: As.com

Compartir