Atlético Madrid dio vuelta un partido en el que metió un gol Angel Correa y cerró una semana redonda


Fue una semana redonda para el Atlético de Madrid de Diego Simeone. Después de vencer al Liverpool en la Champions, derrotó 3 a 1 al Villarreal en la jornada 25 de La Liga, con remontada incluida y un gol de Angel Correa.

Este buen resultado ubicó a los colchoneros con 43 puntos, los mismos que el Sevilla por su victoria en Getafe. El Submarino Amarillo se quedó con 38 en la séptima plaza, viendo cómo se le escurría una buena oportunidad para ganarle a un adversario directo en la zona de clasificación a las Copas.

El regreso al campeonato liguero trajo parsimonia, ya que el cuarto de hora inicial careció de tiros al arco y hubo un nulo trabajo para ambos arqueros. Villarreal aprovechó su primer tiro al arco para ponerse en ventaja. Paco Alcácer, como de costumbre, exhibió su acierto con pocos toques.

El ex delantero del Borussia Dortmund efectuó un derechazo a media altura y ajustado al poste, desde la zona frontal del área, que besó la red sin que Jan Oblak pudiera hacer gran cosa. Aunque los jugadores rojiblancos protestaron ante el árbitro, ni Ricardo de Burgos Bengoetxea vio infracción ni recibió órdenes por del VAR para anular la jugada.

Los locales no lucían chispa y tardaron bastante en responder; eso sí, fue con una doble ocasión. Tras un ataque embarullado por la banda derecha, Koke mandó un centro al corazón del área y Álvaro Morata, bien situado entre los centrales, ejecutó una volea. Despejó el balón Sergio Asenjo, pisando sobre la misma línea de gol, y de inmediato también aplacó el cabezazo de Vitolo.

Foto EFE

Foto EFE

Con esa incertidumbre y los lamentos por la oportunidad errada, el Metropolitano rumiaba tensión. Solo los fogonazos de Vrsaljko cambiaban el ritmo del Atleti.

Precisamente en una de esas subidas llegó el empate local, obra del Angelito Correa en el minuto 40. Un balón bombeado por el lateral croata, directamente al área ‘amarilla’, se convirtió involuntariamente en una asistencia de gol para su compañero.

El ’10’ rojiblanco, primordial esta temporada en las horas más bajas de su equipo, le ganó el sitio a Pau Torres con un sprint. Correa superó con un tiro sutil la salida de Asenjo, beneficiándose así de la mínima concesión dada por el Villarreal atrás.

Faltaba más de media hora para alcanzar el minuto 90, tiempo de sobra para que resolver el partido con un gol de Koke de cabeza y otro del portugués Joao Félix. Para que celebre todo el Wanda Metropolitano, extasiado por dos victorias en apenas 5 días. Para ser el tercero en discordia en el torneo que siempre dominan Barcelona y Real Madrid.



Fuente: Clarin.com

Compartir