Atlético de Madrid: Keidi Baré aportará liquidez a la caja del Atlético


La cantera tiene una gran importancia en el Atlético de Madrid. Más allá de aportar constantemente jugadores al primer equipo (Saúl, Koke, Thomas o, más recientemente Manu Sánchez), también puede ser una fuente de ingresos si no consiguen consolidarse con los mayores o buscan un cambio en su carrera. Son varios los canteranos que han abandonado la plantilla rojiblanca en los últimos años dejando una buena cantidad de dinero en las arcas del club (este mismo verano el Bayern de Múnich pagó 80 millones de euros por Lucas Hernández).

Una política habitual de los clubes cuando se desprenden de jugadores de las categorías inferiores es guardarse un porcentaje de sus derechos para, en caso de que den un buen rendimiento en su club de destino y le vendan, obtener réditos de esa futura operación. Un ejemplo de este tipo de situación es Keidi Baré. El centrocampista albanés de 22 años se incorporó al Atlético en el mercado invernal de la temporada 2013-14 para integrarse en el Juvenil B. Fue ascendiendo categorías hasta debutar con el primer equipo en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey contra Las Palmas en el extinto Vicente Calderón en la temporada 2016-17. También participó en el partido de ida de la primera ronda del torneo del k.o. la campaña siguiente ante el Elche en el Martínez Valero. En total sumó 70 minutos con los de Simeone.

Finalmente, Keidi salió libre del Atlético al Málaga hace casi dos años (en el comienzo de la temporada 2018-19). A cambio de no cobrar nada por el traspaso, los colchoneros se guardaron un 20% de sus derechos para recibir una cantidad en caso de que fuera vendido por los malacitanos a un tercer club.

Escudo/Bandera Atlético

Esta temporada, Baré ha sido uno de los pilares del equipo andaluz en LaLiga Smartbank, jugando 2315 minutos en 30 partidos y anotando un gol (contra el Sporting de Gijón en El Molinón en la jornada 40). Eso ha provocado que haya llamado la atención de varios clubes, tanto de Primera como de Segunda, que están interesados en hacerse con sus servicios. El que más opciones tiene de conseguirlo es el recién descendido Espanyol, que estaría dispuesto a pagar una cifra cercana a los dos millones de euros. Por tanto, al Atlético le corresponderían unos 400.000 euros, una cifra no muy elevada pero que, en estos tiempos de crisis post-pandemia, ayuda a aumentar la liquidez de la caja atlética.



Fuente: As.com

Compartir