Athletic | El momento más bajo de Raúl


El partido del martes en Valdebebas no era uno más para Raúl García. El veterano centrocampista llevaba cuatro suplencias seguidas y recuperaba el sitio en el once titular, además, contra el Madrid, casi un derbi para él recordando sus tiempos en el Calderón. Además, formó en la mediapunta, esa posición que tanto le gusta, pero ha ido perdiendo con el paso de los meses, en favor de Muniain. Ante el Betis, en noviembre, se sentó por primera vez en el banquillo de inicio en la etapa Garitano. En la anterior jornada, muy serio, marcó el 1-2 de penalti ante el Valencia y apenas celebró el tanto, algo inhabitual en un tipo de su carácter. 

Raúl ha pasado de ser el gran argumento ofensivo de la pasada temporada, en la que tocó techo realizador (15) en parte por su porcentaje inmaculado en los penaltis, a suplente habitual, un camino que le acabó amargando en el Atleti y llevando a San Mamés. La cosa se torció bien pronto ante el Madrid. Dos entradas en un minuto sobre Modric y Kroos, en zonas sin ningún riesgo, anunciaron que algo no iba bien. Ante el centrocampista croata llegó tarde, pero se libró de la amonestación. En la segunda, la más leve de las tres que hizo, ya sí le dieron el alto. Minutos más tarde, en el 13, dio un pisotón al futbolista alemán y le mostraron la segunda amarilla. A la calle. Le falló el cálculo, pensó que Gil Manzano no se atrevería a expulsarle tan rápido. Un error grueso de un jugador veterano, curtido en mil batallas, con una cabeza privilegiada para controlar la línea que no se puede traspasar. Venía caliente por el posible penalti de Carvajal a Williams, que podría haber supuesto la expulsión del lateral, y bloqueó ese ordenador que tiene dentro de su cabeza.

Raúl es el séptimo jugador más amonestado en la historia de Primera, con 140 amarillas, en una clasificación encabezada por Ramos (172). Le siguen al defensa merengue Lopo, Albelda, Hierro, Puñal y Gabi. En su carrera profesional, ‘Rulo’ ha sido expulsado en seis ocasiones, dos por cada equipo en el que ha estado: vio rojas directas solo en Osasuna y dobles amarillas en Atleti y Athletic. Desde hace nueve años, cuando militaba en el club navarro, no había sido expulsado en LaLiga. Como león desfiló en un partido de Copa ante el Barça en la campaña 2016-17. En Liga llevaba 180 partidos y 58 amonestaciones sin expulsión.

El centrocampista, el jugador navarro con más partidos en Primera tras superar a Bakero en julio, es tras el eterno Joaquín y Ramos el jugador en activo con más partidos en Primera. Suma 497, uno más que Messi, y está en el puesto duodécimo. Garitano ha salido al paso en las últimas semanas elogiando al que considera uno de los líderes del vestuario: «Raúl García es un jugador vital para nosotros. Será el que más minutos ha tenido desde que estoy yo. Es un jugador importantísimo, estamos muy contentos con él, de vez en cuando puede estar en el banquillo, confío en todos y sobre todo en Raúl, muchísimo”.



Fuente: As.com

Compartir