Así juega Pol Fernández, el ex Boca que aparece en el radar de Miguel Russo


Su apodo, «Pol», fue novedoso cuando se presentó junto a Leandro Paredes y a Pichi Erbes a los primeros entrenamientos con la Primera. Se llama Guillermo Matías, pero como en el registro no le dejaron a su familia ponerle Pol (así y no Paul) decidieron que su apodo iba a ser casi tan importante como su nombre. Desde el primer día, como la mayoría de los juveniles, entró bajo el ala protectora de Riquelme​, capitán y emblema todavía en actividad de aquel Boca. Y ahora en su rol de vicepresidente del club, como ocurrió con otros jugadores que pasaron por la institución (Cubas y Cardona, entre otros) Román pensó en él para repatriarlo. 

Fue Christian «Chaco» Giménez, amigo de Román, quien levantó el teléfono para advertir de la chance de una salida del mediocampista diestro. El Chaco, campeón y compañero de Riquelme en el primer Boca de Bianchi, reflejó una realidad distinta a la que se llevó el futbolista desde la Argentina.

Es que ‘Pol’ jugó solo 12 partidos en el torneo de Apertura 2019 con el conjunto mexicano. Pero pese a llegar con ilusiones, apenas fue titular en cuatro oportunidades y no pudo anotar.  «Es muy importante para el plantel, pero todo está en manos de la directiva», expuso el DT de Cruz Azul, Robert Siboldi.

Mirá también

Sin dinero en la tesorería para hacer una erogación, desde el Consejo de Fútbol que integran Bermúdez, Raúl Cascini y Delgado pero que tiene a Riquelme al frente fueron contundentes: solo interesa y es viable si es que llega a préstamo. Y pese a tratarse de un futbolista por el que Cruz Azul pagó 4,5 millones de dólares, la chance de revalorizarlo desde la camiseta de Boca se vio con buenos ojos.

¿Por qué Pol Fernández? En Boca saben que el préstamo de Alexis Mac Allister finaliza en junio y que renegociar con los dueños de su ficha (Brighton de Inglaterra) es complejo. Por eso pensaron en tener a mano una opción en el mediocampo por el sector izquierdo, el lugar en el que se movió en Godoy Cruz y Racing. Y ante una salida más sencilla por la buena predisposición del futbolista, dieron el okey para acelerar en las conversaciones. Que todas las partes tengan el visto bueno favoreció la opción, pero aun restan detalles de números para que esto se concrete. 

El contrato (elevado para el fútbol doméstico) fue un tema a charlar entre las partes, pero la gran relación que construyeron Pol Fernández y Román cuando coincidieron en Boca ayudó. El futbolista de 28 años, hincha del club, siempre expuso su admiración para Riquelme e incluso siguieron en contacto cuando sus caminos siguieron por fuera de Brandsen 805. Por eso los llamados de última hora desde Racing y Coudet se diluyeron cuando el que estaba del otro lado era Boca. 

Pol Fernández tiene una gran relación con Riquelme desde hace años.

Pol Fernández tiene una gran relación con Riquelme desde hace años.

Miguel Russo también lo conoce. Lo dirigió en Rosario Central y después de una reunión que mantuvieron el DT, Román y Jorge Amor Ameal, coincidieron en que el pase solo se podía llevar adelante sin desembolsar una suma de dinero en este mercado. La opción de un préstamo con una opción de compra de un porcentaje de su ficha a futuro es lo que cerró entre los clubes, que aguardan por un acuerdo definitivo antes del inicio de la próxima semana.

El recorrido de Fernández es prolífico. Debutó con Boca en 2012, con Julio Falcioni. Irrumpió y sorprendió a Carlos Bianchi por su técnica, aunque fue perdiendo terreno por ser discontinuo en su juego. Desde entonces supo tener pasos por Rosario Central, Atlético de Rafaela y terminó explotando en Godoy Cruz, en donde peleó por el título. Su salto a Racing en 2018 fue a cambio de 2 millones de dólares. El santafesino disputó 23 partidos (19 como titular) y marcó tres tantos para el conjunto del Chacho.

Al igual que ocurrió con Edwin Cardona, la estrategia de Riquelme fue la de hablar directamente con el jugador. Y en ambos casos, más allá de la propuesta económica, las puertas abiertas para el retorno a Brandsen 805 solo están dispuestas para quienes demuestran tener la voluntad de regresar con un esfuerzo. Pol Fernández está cerca de cumplir con eso. ¿Lo hará alguien más?



Fuente: Clarin.com

Compartir