Aprobados y suspensos del Barça en El Sadar: las vacas sagradas y el fogonazo de Ilaix


Ronald Koeman dijo este viernes en la rueda de prensa que, pese a que sólo tenía tres centrales sanos, podía repetir sistema. Y lo cumplió. El holandés se siente seguro con el 3-4-1-2 y así se paró. Con Mingueza, Lenglet y Umtiti como defensas; Alba y Dest como carrileros; Busquets, Pedri y De Jong en la sala de máquinas; y Messi y Griezmann en la delantera, Esta vez, Dembélé se quedó en el banquillo, después del susto que tuvo. Este fue el uno por uno del Barça en El Sadar.

Escudo/Bandera Barcelona

Ter Stegen. Su primera parte fue espectacular. Abortó un intento desde más allá del centro del campo y luego salvó dos remates que tenían marchamo de gol. Muy seguro con el balón en las pies. Sobresaliente.

Mingueza. Sólo se le fue una vez Rubén García en todo el partido. Le salvó Ter Stegen. Crece cada partido. Optimiza sus condiciones y tiene oficio para disimular los defectos. Notable.

Lenglet. Un día sin sobresaltos con el francés. Firme como líbero y también en la segunda parte con la defensa de cuatro jugadores. Estable, sólo falló una entrega que provocó la tarjeta de Umtiti.

Umtiti. Amonestado en la primera parte en una salida de balón muy mal jugada, Koeman decidió sustituirlo y evitar problemas.

Dest. Una vez más, profundo pero indeciso. Llegó muchísimo y peleó. Le hace falta jugar con la luz larga y ampliar el campo visual, pero la de cosas al equipo. Especialmente, mucha presencia.

Busquets. Se jugó un par de tarjetas en la primera parte, pero sobrevivió. Inició la jugada del 0-1. Tocado físicamente, fue sustituido. Pero le da equilibrio al equipo, incluso en días en los que ve le ve fatigado.

De Jong. Dio algunos síntomas de cansancio en la primera parte, pero fue a más y luego estuvo muy correcto como único mediocentro.

Jordi Alba. Quinto gol de la temporada, igualando su mejor registro de la temporada 2012-13. Magnífico su manejo del espacio-tiempo para aprovechar los balones de Messi. Casi marca otro en la segunda parte después de otra conexión con Messi.

Pedri. Como De Jong, se le vio más fatigado que en días anteriores, pero siempre le da soluciones al equipo y es muy fiable en la posesión. Eso consigue darle mucha continuidad al juego.

Messi. Además de hacer su magia habitual con el pase a Alba en el 0-1, lo intentó con dos disparos. Uno de ellos se lo sacó Herrera. Ha sabido jugar muy bien los últimos partidos. Manejar los tiempos.

Griezmann. Después de tres suplencias consecutivas, Koeman le dio su sitio en el once. En los primeros minutos corrió y demostró ganas, aunque fuera en entradas a destiempo como una que le hizo a Roberto Torres. Le faltó decisión en un par de acciones de la primera parte. Fue sustituido.

En la segunda parte salieron:

Dembélé. Con sus altibajos habituales, le da metros al equipo en las transiciones. Y es una amenaza. Mandó un disparó a las nubes y estrelló otro en defensa.

Ilaix. Una nueva aparición espectacular. Físico, criterio y un golazo.

Júnior. Minutos de descanso para Alba. Tal vez merece alguno más.

Riqui. Oxígeno para Pedri. Salió con ánimo pese a que iba a jugar poco y estuvo en contacto con el balón.

Braithwaite. Conoce su rol y está dando lo máximo por el equipo. El otro día fue el gol salvador contra el Sevilla; este sábado, trabajo.



Fuente: As.com

Compartir