Aprobados y suspensos de la Real: Isak y Oyarzabal cogen el desfibrilador


Remiro: Partido placido del navarro. Apenas tuvo que hacer alguna intervención en la primera parte, y en la segunda no pudo hacer nada en el gol de Jairo.

Gorosabel: Empezó como una moto el partido, siendo el principal argumento atacante de la Real. Su conexión con Januzaj es un cañón. Luego se tranquilizó un poco, pero estuvo a muy buen nivel. Llego tarde en la ayuda del gol del Jairo. Puso el centro del cuarto gol realista.

Zubeldia: Volvió a eje de la defensa y cumplió con creces después de una semana renqueante. Hubiera sido muy injusto que se le pitara penalti por mano en la acción de Negredo. Tenía la mano pegada al cuerpo.

Aritz Elustondo: Un káiser nacido en Beasain que es vital en la defensa realista. Aporta intensidad, agresividad y solidez. Ayuda siempre a sus compañeros. Y encima contra el Cádiz se destapó con su salida de balón.

Monreal: Buen partido. Más preocupado de tareas defensivas que ofensivas, pero tuvo tiempo de poner un gran centro a Merquelanz en la segunda parte.

Escudo/Bandera R. Sociedad

Illarramendi: Ha vuelto, confirmado. Apenas erró pases, aunque es verdad que jugó sin complicarse la vida. Pero va a más. Ya logró estar una hora sobre el terreno de juego.

Guevara: No fue su mejor actuación. Bien en labores defensivas, pero algo errático en la elaboración.

Merino: Partido completo, sin balón bien, y con balón vital, con el pase en largo del 2-0 de Oyarzabal. Dominio total como volante.

Oyarzabal: Volvió a marcar de penalti. Volvió a ser infalible desde los once metros. Y además marcó otro golazo en jugada. Atacó los espacios como nunca. Pudo tener la opción de hacer un hat-trick pero Mauro le agarró cuando se quedaba otra vez solo delante de Ledesma. Dio un pase de gol a Merquelanz que fue anulado por fuera de juego muy ajustado. Suma ya 12 goles este año, los mismos que la pasada temporada entera.

Januzaj: Verle jugar cuando está enchufado es una delicia. Magia pura que destapó tras el descanso, especialmente con un pase en profundidad a Isak para el 3-0.

Alexander Isak: Partidazo. Desde el principio fue un incordio constante para la defensa del Cádiz. Pudo marcar antes del descanso y le dio un gol cantado a Januzaj. Y en la segunda parte marcó dos goles con dos movimientos muy buenos. Cuarta jornada seguida marcando.

David Silva: Buena noticia. Volvió a jugar desde el 22 de diciembre. 25 minutos para recuperar sensaciones en los que dejó pases entre líneas marca de la casa y estuvo cerca de marcar desde la frontal.

Merquelanz: Salió motivado y tuvo buenos minutos. Marcó un gol anulado por fuera de juego. Y pudo hacer otro de cabeza, pero Ledesma le robó la gloria.

Sagnan: Minutos intensos en los que pudo lesionarse con una mala caída.

Barrenetxea: Poco tiempo para celebrar su renovación con un buen centro desde la izquierda.

Carlos Fernández: Salió activo y no paró de incordiar a la defensa del Cádiz. Busco con ahínco su primer gol como realista.



Fuente: As.com

Compartir