Adebayo Akinfenwa: el legendario delantero de más de cien kilos que se ganó el llamado de Klopp


El caso de Adebayo Akinfenwa va en contra cualquier lógica. El delantero del Wycombe, que acusa más de cien kilos en las balanzas, es la gran figura del Ascenso de Inglaterra. Llegó al modesto club del sudeste de país británico en 2016 con 34 años y parecía que su carrera estaba acabada. Pero desde entonces no para de meter goles y conseguir saltos de categoría. Acaba de llevar a su equipo por primera vez al Championship (Segunda División británica) y se transformó definitivamente en el gran ídolo de la ciudad. Una historia de fábula que tuvo un final más que feliz.

Pero mejor ir desde el comienzo. El modesto Wycombe se ubica dentro de la región de Buckinghamshire y cuenta con una población que apenas supera los 120.000 habitantes. A ese lugar llegó cuatro años atrás La Bestia, como todos conocen a Akinfenwa, en condición de libre.

Akinfewa en la victoria del Wycombe por 2 a 1 al Oxford United.

Akinfewa en la victoria del Wycombe por 2 a 1 al Oxford United.

Si bien su debut como profesional había sido en el fútbol de Lituania (una experiencia de dos años hasta el 2003) y luego pasó por la liga de Gales; su carrera se destaca por haber sido un trotamundos del ascenso inglés, pero sobre todo en las categorías más bajas.

Akinfenwa vistió más de diez camisetas distintas y después de una buena temporada en el Wimbledon, armó las valijas y llegó a su lugar en el mundo. El Wycombe lo fichó como jugador libre en 2016 y las ganancias se multiplicaron: lleva anotados más de 60 goles y fue protagonista de los dos ascensos que lo llevaron a estar a un escalón de la Premier League.

¡Un súper abrazo con su entrenador luego del ascenso!

¡Un súper abrazo con su entrenador luego del ascenso!

Y ahora irá por más. Porque nada parece ser imposible para La Bestia, que Jamás en su carrera participó de la Premier League y ahora tendrá su primera vez en el Championship, la segunda división, esa que quiere conquistar el Leeds United de Marcelo Bielsa.

Modelo a seguir

Además de futbolista, es fisicoculturista.

Además de futbolista, es fisicoculturista.

Akinfenwa se convirtió en un personaje pintoresco por su sentido del humor al brindar testimonios y bromear con su llamativo físico. Si bien confesó que en los primeros años de su carrera sufrió muchas burlas; se dedicó a trabajarlo y realiza fisicoculturismo. A diario publica imágenes en las redes sociales (donde se muestra muy activo y supera por lejos el millón de seguidores) en las que muestra su fuerza, llegando a levantar más de 180 kilos haciendo pecho.

¿Más curiosidades? Tiene su propia línea de ropa (Beast Mode On) y hasta escribió un libro «The Beast» (La Bestia) que salió a la venta el 7 de noviembre del 2017 y fue todo un éxito. Allí, el delantero cuenta su historia con grandes anécdotas: desde su debut en Primera en el 2001 (el cuñado de su representante conocía a un directivo del club, en una aventura de la que nunca guardó buen recuerdo por los ataques raciales que sufrió), los más de 200 goles que convirtió y el gusto de hacerle uno a Liverpool (club del que es hincha) en la FA Cup del 2014 (fue victoria de los Reds, pero él se quedó con la camiseta de Steven Gerrard).

El libro de Akinfenwa

El libro de Akinfenwa

Antes de recalar en Wycombe, conocido como The Chairboys, el goleador de 38 años rechazó algunas ofertas de la MLS para seguir jugando en su país. «Fui por motivos comerciales y por un documental que querían filmar conmigo… Y también me reuní con un par de clubes, pero mi corazón estaba en el Wimbledon”, confesó tiempo después.

El contrato de Adebayo con el Wycombe se terminaba con estos playoffs, pero al haber ascendido, dependerá del goleador y de sus ganas de seguir enalteciendo su figura en la ciudad. Claro, desde el club no lo quieren dejar ir, porque demostró que la edad y el peso, cuando se habla de fútbol, solo son números.

Adebayo Akinfenwa, con la del Wycombe.

Adebayo Akinfenwa, con la del Wycombe.

«Sólo me puede llamar Klopp»

Consumado el salto de su equipo al Championship, el delantero se mostró exultante. Comparó el ascenso de Wycombe con la consagración de Leicester en la Premier League y dijo que cumplirá con la promesa de comprar «pollo para todos». Entre risas, Akinfenwa se agrandó (aún más) y le dijo al periodista  «Ahora, el único que me puede contactar es (Jürgen) Klopp» , el DT de Liverpool, el equipo de sus amores.

El deseo de Akinfenwa se transformó en realidad. El alemán, que entiende todo, se enteró de la situación y le mandó un video por WhatsApp para saludar su hazaña.

«Hola, grandote. Felicitaciones. Vi el partido, pero no las entrevistas posteriores. Los chicos me dijeron que te tenía que ubicar en WhatsApp, así que aquí vamos: estoy seguro de que durante toda tu vida esperabas ser un jugador del Championship, y ahora finalmente estarás allí. Bien hecho. Ha sido una gran victoria. Incluso en estos tiempos extraños espero que puedan celebrar de la mejor manera», le tiró Klopp.

Akinfenwa no lo podía creer.»Estás reloco. El hombre, el mito, la leyenda, me mandó un WhatsApp. Lo de hoy no puede ser mejor. Gracias, Klopp».

Pero la historia tiene una trastienda. En 2016, Akinfenwa jugaba para el Wimbledon y disputó los playoff de ascenso contra el Plymouth Argyle. Pese a marcar en aquella final, el delantero ya sabía que abandonaba la disciplina del club londinense e hizo una petición a través de los medios. «Creo que técnicamente soy desempleado, así que cualquier entrenador que quiera contratarme que me mande un Whatsapp», manifestó Akinfenwa.

El resto es historia conocida. Hizo milagros con Wycombe y ahora sólo recibe llamados del gran DT del Liverpool. El fútbol demostró una vez más que todo lo puede. En una historia se juntaron el goleador más pesado, el ascenso de una cenicienta y el mejor DT del planeta. Imposible de guionar.



Fuente: Clarin.com

Compartir