A dos años del título en Madrid: la historia detrás del cambio que cambió la historia de River


El reloj estaba por llegar a los 13 minutos del segundo tiempo cuando por los altoparlantes del Santiago Bernabéu de Madrid se escuchó a la voz del estadio indicando el primer cambio en River Plate. “Se retira con la camiseta veintitrés Pooonziooo… Ingresa con la número ocho, Quinterooo”. El cambio, en ese momento, pasó prácticamente desapercibido. Pero terminó siendo “el» cambio. El cambio que cambió la historia. El cambio que sacó a River del laberinto en el que estaba en ese momento para conducirlo a la gloria. El cambio que generó misterios y que tiene una trastienda detrás.

Hay una foto en la que se ve a Juanfer de frente y a Ponzio de espaldas levantar sus manos para chocarlas, mientras Matías Biscay estira su brazo derecho por encima de ellos para darle indicaciones al resto de los jugadores sobre cómo debían pararse tras esa modificación y a Hernán Buján detrás. Fueron ellos los que estuvieron a cargo del equipo desde el banco de suplentes dado que Marcelo Gallardo estaba suspendido por la Conmebol y tuvo que ver el partido desde un palco e incomunicado.

El cambio de Juanfer Quintero por Ponzio fue la anatomía de un instante. Un instante que permanecerá por siempre en la historia. Porque a partir de ese momento River empezó a cambiar la historia de la final de la Copa Libertadores 2018 en Madrid. Y así ratificó la historia reciente de superioridad contra Boca y dejó plasmado un recuerdo imborrable. Ahora, ¿cómo se gestó ese cambio?

El día posterior al triunfo de River, Marcelo Gallardo dio notas a los medios de comunicación que habían ido a cubrir la final a Madrid. Y ante una pregunta sobre quién había tomado la decisión de ese cambio, el Muñeco puso una cuota de suspenso al no ser contundente: dejó entrever que fue se dio por decantación y que hay un equipo con el que él trabaja en el que la voz de sus ayudantes también es importante.

Tiempo después, para el libro “Gallardo Recargado”, declaró: “El cambio de Juanfer por Ponzio podría haber ido de entrada pero era necesario saber qué hacían ellos. Como Boca siguió igual que en el primer tiempo, con una postura menos agresiva incluso, el cambio por Leo estaba cantado a los pocos minutos”. Y agregó: “Si Ponzio no hubiera estado amonestado, salía igual porque no estaba bien, algo normal para un tipo de su edad con tanto trajín».

Gallardo también habló de “reglas y conceptos claros más que de personalidad” por haber sacado en el primer cambio al capitán y símbolo del plantel. “A mí no me tiene por qué temblar el pulso para tomar una decisión futbolística si veo que va a ser beneficiosa para el equipo”, afirmó el Muñeco.

“En la semana previa ya se había hablado de la posibilidad de que ingresara Juanfer por un volante de contención si se necesitaba una búsqueda con más claridad para atacar”, contó en diálogo con Clarín una fuente cercana al cuerpo técnico.

Juanfer se había recuperado de una lesión y estaba a punto. Además, River salió a jugar con cinco volantes porque Rafael Borré estaba suspendido e Ignacio Scocco, lesionado.

Juanfer Quintero ya lanzó el cañonazo que quedará en la historia. Lo sufren los jugadores de Boca y los hinchas que están detrás de ese arco. Foto: Archivo Clarín.

Juanfer Quintero ya lanzó el cañonazo que quedará en la historia. Lo sufren los jugadores de Boca y los hinchas que están detrás de ese arco. Foto: Archivo Clarín.

Esa misma fuente también comentó que a pesar de la prohibición de Conmebol para estar intercomunicados, de alguna manera se las ingeniaron para comunicarse entre Gallardo y sus ayudantes. Aunque los mensajes ya estaban claros desde antes de comenzar el partido. Y si bien River y el propio Muñeco desde su palco padecieron el primer tiempo porque las cosas no salían, al mismo tiempo se sostuvieron con templanza y se liberaron a partir del segundo tiempo para cambiar la historia.

Con el gol de Darío Benedetto antes del final del primer tiempo, Boca estaba haciendo volver todo a foja cero. A pesar de ello, a River no se le volaron los papeles. Siguió pensando que podía revertir la causa. Escuchar de boca de los jugadores Xeneizes cuando se metían en el pasillo para ir a los vestuarios en el entretiempo que “ya está, ya hicimos lo más difícil” fue combustible para los de River.

Había bronca en el vestuario que los de Gallardo ocuparon en el Bernabéu y cierta desazón porque otra vez había que remar contra la marea. Pero el equipo salió a jugar el segundo tiempo con la convicción de que se podía dar vuelta la historia.

Juanfer Quintero festeja su gol en Madrid, el que muchos consideran el más importante de la historia de River. Foto: Archivo Clarín.

Juanfer Quintero festeja su gol en Madrid, el que muchos consideran el más importante de la historia de River. Foto: Archivo Clarín.

River salió a jugar la segunda etapa con los mismos once del primer tiempo (Armani, Montiel, Maidana, Pinola, Casco, Ponzio, Nacho Fernández, Palacios, Enzo Pérez, Pity Martínez y Pratto).

Y recién a los 13 minutos entró Juanfer por Ponzio. En ese momento, los ojos y las opiniones estaban puestos en el penal que el árbitro uruguayo Andrés Cunha no le cobró a River por una falta de Esteban Andrada a Lucas Pratto.

El presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, abraza al colombiano Juan Fernando Quintero luego de que River venciera a Boca en la final de Madrid. "Vos vas a ser importante en esta final", le había vaticinado el mandamás riverplatense al colombiano unos días antes. Foto: Archivo Clarín.

El presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, abraza al colombiano Juan Fernando Quintero luego de que River venciera a Boca en la final de Madrid. «Vos vas a ser importante en esta final», le había vaticinado el mandamás riverplatense al colombiano unos días antes. Foto: Archivo Clarín.

El cambio se hizo cuando Andrada se estaba incorporando para darle continuidad al juego ya que Cunha había cobrado falta de Pratto al arquero de Boca.

Después de saludar a Ponzio, Juanfer metió un pique, se paró en la mitad de la cancha y les hizo algunas indicaciones a sus compañeros moviendo el brazo izquierdo. Más tarde, se convirtió en la figura de la cancha. Participó del primer gol, hizo el segundo y asistió a Pity para el tercero…

Los festejos por el segundo aniversario del 9-D

El segundo aniversario de la final de la Copa Libertadores 2018 en Madrid tendrá múltiples festejos en cada rincón del país y en diferentes lugares del mundo, a pesar de la pandemia. Y sólo uno contará con la presencia, a través de las diferentes plataformas virtuales, de Marcelo Gallardo.

Marcelo Gallardo junto a Lito Costa Febre en un streaming en el que se contarán detalles de la gesta de River en Madrid ganándole la final de la Copa Libertadores a Boca.

Marcelo Gallardo junto a Lito Costa Febre en un streaming en el que se contarán detalles de la gesta de River en Madrid ganándole la final de la Copa Libertadores a Boca.

El Muñeco lo festejará con un streaming muy especial junto al emblemático relator partidario Atilio Costa Febre, con quien tiene una relación afectiva muy fuerte desde sus inicios como futbolista y quien fue el creador del apodo de Napoleón. Gallardo contará cómo vivió la extensa espera entre el 2-2 de la ida en la Bombonera y el 3-1 en el estadio Santiago Bernabéu. Recordará sus sensaciones de esos 120 minutos inolvidables que terminaron con la corrida memorable de Gonzalo Pity Martínez y compartirá sus emociones con todos los hinchas de River que se sumen a esta propuesta del relator.

Las entradas se venden en el sitio de ticketing entradaUno -el ingreso tiene un valor de 500 pesos- y se podrá seguir desde cualquier dispositivo a partir de las 22 de este miércoles 9 de diciembre. El show tiene además fines solidarios,, para colaborar con la obra del Padre Pepe Di Paola, en Villa La Cárcova (en José León Suárez).

Anterior a este evento, este martes por la noche, la agrupación “Comunidad River”, presidida por Matías Barreiro, también lo celebró a lo grande. Reunió a socios e hinchas en el Autocine de San Isidro, con la participación de Ariel Ortega y la conducción de Grego Rossello, para revivir el histórico partido en pantalla gigante. Hubo sorpresas, sorteos y un emotivo festejo con toda la familia de la «Comunidad River».

La "caravana eterna" de River. Los hinchas se juntarán en vehículos el 9 de diciembre a las 19 y de allí partirán al Monumental para celebrar el segundo aniversario de la final de la Copa Libertadores ganada a Boca en Madrid.

La «caravana eterna» de River. Los hinchas se juntarán en vehículos el 9 de diciembre a las 19 y de allí partirán al Monumental para celebrar el segundo aniversario de la final de la Copa Libertadores ganada a Boca en Madrid.

Por otra parte, los fanáticos se están autoconvocando en las redes sociales para preparar «la tercera caravana riverplatense». Si bien la pandemia da un respiro en el AMBA, la convocatoria aclara que los hinchas que quieran sumarse deberán llegar al Obelisco a las 19 en auto, moto o bicicleta y de allí partirán rumbo al Monumental en un recorrido de 11 kilómetros a pura celebración y cánticos. «Venite en auto, moto o bicicleta. Traé tu camiseta y bandera para alentar desde tu vehículo. Respetemos el protocolo sanitario y distanciamiento social. Festejemos conscientemente», expresó la organización.

El recorrido comenzará en el Obelisco, seguirá por la Avenida 9 de Julio, tomará Carlos Pellegrini para girar en Avenida del Libertador y continuar por allí hasta Figueroa Alcorta y desembocar luego en el Monumental.

En San Martín de Los Andes, lugar en el que River hizo la pretemporada el último verano, también se preparan para un gran festejo. «¡Las fiestas patrias se festejan para toda la vida! Este 9/12 todo San Martín de Los Andes se pinta de blanco y rojo, Caravana Eterna, salimos a las 20 horas desde la recta de la cancha de Polo enfrente al arenal y terminamos en la Plaza San Martín donde habrá un stand para juntar alimentos no perecederos», fue la convocatoria que difundió la Agrupación River Plate San Martín de Los Andes. Y así será en cada rincón del país o del mundo donde laten fuerte los corazones Millonarios.



Fuente: Clarin.com

Compartir